• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Te rompieron el corazón? Aquí la solución para sanarlo en horas

La hipnosis es una técnica clínica y legalmente deberían utilizarla solo psiquiatras, psicólogos y odontólogos, estos últimos solo como medio para lograr analgesia | Foto: El Mercurio

La hipnosis es una técnica clínica y legalmente deberían utilizarla solo psiquiatras, psicólogos y odontólogos, estos últimos solo como medio para lograr analgesia | Foto: El Mercurio

La hipnoterapia podría ayudar a superar la situación que aflige a una persona despechada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Quién no ha sufrido por amor? Los que han pasado por la triste experiencia saben, al menos, que nadie se muere. Pero, ¡vaya que duele! Lo peor es que pueden pasar semanas, meses y hasta años, y el desamor sigue ahí pegado como un sentimiento de pérdida o "vacío" en el corazón.

Sin embargo, para las penas de amor existe una salida más rápida y efectiva que cualquier antidepresivo o paso del tiempo: la hipnoterapia. Sí, la hipnosis con fines de arrancar el dolor intenso o la rabia profunda ocasionada por la ruptura de una relación de pareja.

Es que ya no solo es una herramienta para dejar de fumar, comer o tratar el insomnio, sino que está de moda entre las mujeres para dejar atrás las penas de amor, el miedo a estar solas, los pensamientos obsesivos con el ex y todas aquellas sensaciones emocionales y mentales que aparecen cuando se pone fin a una relación.

Pero, ¿es realmente efectiva en tan poco tiempo? Para José Luis Rojas, psicólogo que cursa un magíster en hipnosis en Italia, sí lo es, sobre todo cuando las personas entran en trance.

"La idea es modificar cualquier patrón de pensamiento y reinstalar otros. Ahora, también es importante saber que no todos entramos en trance en la primera sesión", explica.

Esto -explica- porque la población en general se divide en tres grupos: un tercio entra en trance en la primera sesión; otro tercio demora entre cuatro y cinco sesiones, y el último tercio ocupa más de 10 sesiones. Por lo tanto, el tiempo que demora entrar en trance depende de cada persona.

"Existe una confusión, porque quienes hacen hipnosis de espectáculo, como Tony Camo o Tusan y otros, se presentan como con un 'poder' especial sobre la mente del otro. Esto no es verdad, cada persona se autohipnotiza siguiendo las instrucciones del terapeuta", afirma.

Así, una persona entrará en trance si reúne dos condiciones: primero, querer hipnotizarse; y segundo, tener las condiciones para hacerlo.

"Quien no lo logra inicialmente puede practicar hasta lograrlo, porque todos somos capaces de entrar en estado de trance", declara el hipnoterapeuta.

Una técnica clínica

El especialista asegura que la hipnosis en algunos casos es tan potente que no solo las personas alcanzan a comprender los motivos de una ruptura sino que logran modificar los patrones errados de pensamiento. En ese sentido, dice que se puede olvidar mucho más fácilmente a un ex.

"Si hay mucha obsesión, tenemos que descartar que la persona no tenga pensamientos y comportamientos obsesivo compulsivos, porque en ese caso normalmente hay una base orgánica, por lo que la hipnosis puede no resultar tan efectiva", distingue.

Ahora, lo que la hipnosis hará por ese corazón herido es ayudar a superar la situación que lo aflige, para que luego las personas evalúen cuáles son sus patrones de pensamiento y sentimientos.

"Porque a veces éstos, los hacen involucrarse con personas erradas en forma reiterada y lo que se requiere es una reprogramación para que la persona encuentre a alguien que cumpla expectativas sanas en una próxima relación", señala José Luis Rojas.

De todas maneras, aclara que la hipnosis es una técnica clínica y legalmente deberían utilizarla solo psiquiatras, psicólogos y odontólogos, estos últimos solo como medio para lograr analgesia.

En cuanto a los tiempos de recuperación, Rojas asegura que son cortos y que los tratamientos no duran más de seis sesiones, aunque lo normal es verlo en consulta entre tres y cuatro sesiones. Es más, afirma que una doble sesión en un día puede resolver los duelos.

"La hipnosis siempre es autohipnosis, y trabajamos mucho con audios y las personas pueden tener sus sesiones de autoterapia", dice.