• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

El riesgo de cáncer colorrectal

La Coalición de Cáncer Colorrectal de Puerto Rico (CCCPR) junto a la Alianza contra el Cáncer del Colon, conmemoran hoy el "Día para vestir de azul", una actividad que busca promover la concientización sobre la enfermedad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cáncer de colon es la causa número uno de muerte para hombres y mujeres en Puerto Rico. Sin embargo, se trata de una enfermedad que es totalmente prevenible en la mayoría de los casos.

La   Coalición de Cáncer Colorrectal de Puerto Rico (CCCPR) junto a la Alianza contra el Cáncer del Colon,  conmemoran hoy el “Día para vestir de azul”, una actividad para promover que el público se vista de este color  como una forma de concienciación sobre este enfermedad y para destacar la importancia de  hacerse las pruebas de cernimiento disponibles. Marzo es el mes nacional de la concienciación del cáncer de colon y recto.

"De la misma manera que la cinta rosada representa el símbolo de la lucha contra el cáncer de mama, la estrella azul es reconocida como el distintivo de los esfuerzos de prevención del cáncer colorrectal. La estrella es considerada como el símbolo a la memoria de aquellas personas que han fallecido a causa de esta enfermedad y a su vez significa la esperanza por un futuro libre de cáncer del colon y recto", explica la presidenta de la CCCPR Marcia Cruz Correa, gastroenteróloga e investigadora clínica en el Centro Comprensivo de Cáncer del Recinto de Ciencias Médicas.

"En Puerto Rico hay más pacientes que se mueren por cáncer de colon que por cualquier otro tipo de cáncer. Eso nada más, le para los pelos a cualquiera. Entonces uno se pregunta cómo es posible que sea la causa número uno de muerte cuando es un cáncer prevenible, que si te haces la pruebas y sale que tienes un pólipo lo sacas antes de que se convierta en cáncer. La respuesta es que no nos estamos haciendo la prueba a tiempo", resalta Cruz.

A juicio del gastroenterólogo Walter Janer, una posible explicación para no hacerse la prueba es que muchas personas sienten miedo a lo desconocido y piensan que el procedimiento es doloroso, que la preparación es incómoda "y que posiblemente es mejor no saber si hay algo malo con su salud y prefieren postergar la decisión de hacerse esa primera colonoscopía".

"Si hablamos con cualquier paciente de cáncer de colon, cualquiera, todos ellos coinciden que el hacerse una colonoscopía es sencillo, es rápido, no es doloroso y es una alternativa mil veces más llevadera que el tener que pasar por un diagnóstico de cáncer de colon", puntualiza Janer.

Cabe destacar que en la Isla se diagnostican diariamente unas cinco personas con este tipo de cáncer. Lo que resulta en sobre 1,800 casos anualmente. De esas, entre 600 y 700 personas mueren cada año a causa de la enfermedad. Unas cifras que, a juicio de la doctora Cruz nos deben preocupar.

De la misma forma se expresa el doctor Janer, quien cree que la situación en Puerto Rico es alarmante. "Especialmente cuando el 90% del cáncer de colon se puede prevenir, si se hace una colonoscopía de cernimiento a tiempo. El cáncer de colon comienza con un pólipo adenomatoso. Es una lesión o verrugita pequeña que si se saca durante el estudio de la colonoscopía, nunca le damos oportunidad a que el cáncer se desarrolle", recalca el gastroenterólogo, quien destaca que el cáncer de colon es una enfermedad silente y cuando presenta síntoma, ya el cáncer está en una etapa avanzada.

"Pero si hacemos una colonoscopía de cernimiento, las probabilidades de detección temprana, recuperación y remisión aumentan considerablemente. Nadie debe esperar a tener síntomas para hacerse una colonoscopía de cernimiento", recomienda Janer. Por eso aconseja que toda persona a partir de los 50 años se haga una colonoscopía, y si ya tiene historial de cáncer en su familia, no está de más que se haga la prueba antes.

"Estamos viendo cómo personas más y más jóvenes están siendo diagnosticadas con cáncer de colon porque ignoran los factores de riesgo o simplemente porque no tienen la información de que el cáncer de colon los puede afectar a una edad temprana", agrega el gastroenterólogo.

Sin embargo, la realidad es que actualmente solo el 45% de la población se han hecho la prueba. Y si ese porciento se divide por edad, de 50 a 59 años, que son personas saludables y productivas, solamente el 31% se hace una colonoscopía, señala Cruz, tras destacar que la visión para el año 2020, tanto de CCCPR como de la Sociedad Americana de Cáncer, es que el 80% de la población se haga la prueba.

Opciones de prevención

Así que, para por lo menos intentar que el porciento de personas que es diagnosticada con cáncer de colon sea menor en el futuro, expone la doctora Cruz, han decidido recomendar que si no te haces la colonoscopía, por lo menos te hagas la prueba inmunoquímica fecal (FIT, por sus siglas en inglés), para la detección de sangre oculta.

Sin embargo, destaca que hay personas que comoquiera se tienen que hacer la colonoscopía porque tienen historial familiar de cáncer. Por ejemplo, si al padre le dio cáncer de colon, la recomendación es que se haga la colonoscopía antes de los 50 años.

"Si el diagnóstico del familiar fue antes de los 60 años, la persona se debe hacer la prueba a los 40 años o diez años antes del diagnóstico del familiar. Pero si tienes historial familiar ya no es la prueba de sangre oculta, es la colonoscopía", recalca Cruz, quien destaca que la prueba FIT es para personas que no tienen síntomas, que se sienten bien y que no tienen historial familiar.

Pero también se debe tener en cuenta, enfatiza Janer, que el desarrollo de cáncer de colon está altamente asociado con personas que mantienen una dieta alta en grasas, baja en fibra, que tienen un estilo de vida sedentario y que están sobrepeso u obesos.

De hecho, la alimentación es clave para mantener una mejor salud y prevenir el cáncer, resalta la doctora Madeleine García Soberal, oncóloga integral del Centro Oncológico Integral de Puerto Rico.

"El alto consumo de carnes rojas y alimentos ahumados están altamente vinculados a un aumento en el desarrollo del cáncer de colon, al igual que consumir alimentos con nitritos, nitratos, sulfitos, sulfatos y otros preservativos químicos", advierte García, mientras recomienda una alimentación lo más natural, orgánica y menos procesada posible.

Precisamente, Janer añade que él trata de educar a sus pacientes sobre maneras sencillas en que pueden modificar sus estilos de vida para minimizar su riesgo de desarrollar cáncer de colon.

Por ejemplo, recomienda aumentar el consumo de frutas y ensaladas frescas, mantener una dieta lo más vegetariana posible, realizar ejercicios cardiovasculares y de resistencia regularmente, así como tomar más agua, entre otros.

"En InfoDigest compartimos recetas sencillas del blog vegetariano, KarmaFree Cooking para que las personas puedan ir aprendiendo y probar que comer más saludable es sencillo y delicioso", agrega Janer.

Precisamente, la doctora García comenta que la revista médica Chemotheraphy News publicó recientemente el primer estudio en que reveló contundentemente que una dieta baja en grasas previene el cáncer de colon.

"Aunque el consumo de antioxidantes no está comprobado que ayude en la prevención del cáncer de colon, si se conoce ampliamente que la Vitamina D puede ayudar en la disminución del cáncer de colon, seno y próstata", agrega la oncóloga integral.

De la misma forma, también se busca establecer estrategias de política pública para concienciar a la población sobre el riesgo que se corre.

"Queremos que la gente entienda que a cualquiera le da cáncer, que esto no discrimina. Por eso buscamos que más personas conozcan el porqué de vestirnos hoy de azul, de la misma forma que algunos edificios se van a iluminar con este color. Esto es la primera vez que se va a hacer en Puerto Rico", cuenta Cruz entusiasmada.

Entre los edificios que espera se iluminen de azul hoy está el Banco Popular en Hato Rey, los hospitales Hima, Auxilio Mutuo, Pavia, Centro Médico, el Recinto de Ciencias Medicas, el Centro Comprensivo de Cáncer y el Hospital de Veteranos. Además, se han hecho gestiones para que el edificio como Capitolio y Fortaleza, Plaza Las Américas y El Coliseo también se iluminen.

Bacterias dañinas

Desde hace unos cinco años, investigadores del Centro Comprensivo de Cáncer ha estado investigando el cáncer de colon entre los puertorriqueños. Según explica Cruz, hasta el momento lo que han visto es que los tumores en los hispanos tienden a ser menos agresivos comparados con tumores del mismo estadio en los no hispanos.

Por ejemplo, señala que es muy poco común que los puertorriqueños tengan una mutación que se conoce como KRAS y otras conocidas como MSI. De hecho, dice se ven en Estados Unidos en 20 al 30% de los casos, mientras que en Pero Puerto Rico no llega al 5%.

Por eso, la investigación que se lleva a cabo actualmente está evaluando los genes de la bacteria del intestino.

"En este estudio, el doctor Abel Baerga, descubrió que los genes bacterianos de los puertorriqueños son diferentes. Antes siempre mirábamos los genes en el tumor. Ahora estamos mirando las bacterias del intestino. Así que nuestra hipótesis es que lo que comemos modula el tipo de bacteria que está en el intestino. Entonces, cierta dieta está asociada a bacterias dañinas que producen sustancias que a su vez causan daño en el colon. Y eso es lo que empezamos a evaluar ahora", explica Cruz, tras señalar que se cree que el cáncer en los puertorriqueños no está impulsado por los genes que normalmente lo causan en otras poblaciones, como la caucásica y la afroamericana.

"Nosotros pensamos que lo que realmente está causando esta epidemia de cáncer de colon en Puerto Rico es la asociación entre lo que comemos y esta flora de bacteria que tenemos en el intestino", agrega la investigadora.

En ese sentido, dice que siempre se ha recomendado una dieta baja en grasas y en carnes rojas y alta en vegetales como una forma de prevención de cáncer de colon. Pero todavía no se había comprobado por qué. Por eso, ahora la investigación se centra en evaluar ese aspecto.

Diagnóstico

Los dos exámenes básicos para detectar al cáncer de colon son:

Examen de heces para verificar la presencia de sangre oculta (fecal inmunological testing – FIT). Si el examen identifica la presencia de sangre, se recomienda una colonoscopía para evaluar el colon y el recto. Este examen se debe repetir anualmente.

La colonoscopía permite la inspección de todo el colon utilizando un tubo flexible, llamado colonoscopio, que tiene una fuente de luz, cámara, y un canal para hacer biopsias de ser necesario. Esta prueba permite evaluar todo el interior del colon y recto para identificar pólipos y removerlos, y así prevenir el desarrollo de cáncer colorrectal. Se debe repetir cada 5 a 10 años dependiendo del historial familiar. Si hay personas en la familia diagnosticadas o si padeces de enfermedad inflamatoria del intestino debes realizarte la colonoscopía para la detección del cáncer colorrectal (no el FIT).