• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Si quieres adelgazar, no veas películas que te hagan llorar

Los granos para hacer las cotufas contienen un 14% de agua que se evapora a los 100ºC / AFP

Aquellas personas que ven películas que las hacen llorar, utilizan la comida para levantar el ánimo y sentirse mejor | AFP

Según un estudio, las personas usan la comida para levantar el ánimo cuando ven cintas dramáticas.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Brian Wansink se le llama el "Sherlock Holmes de la comida", porque es un experto en conductas alimentarias. Es el autor de más de 200 artículos y libros sobre el tema, y dirige el Laboratorio de Alimentos y Marcas de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos donde, junto a su equipo, desarrolla y difunde soluciones que ayuden a las personas a comer mejor.

En este sentido, ha realizado diversos estudios, el último de los cuales evaluó cómo se comportan las personas, en términos alimentarios, cuando observan una película del género dramático.

Para la investigación, un grupo de oficinistas vio la cinta "Love Story" -considerada como una de las más románticas de todos los tiempos-, y otro la comedia "Sweet Home Alabama". "Una vez que las películas terminaron, quienes vieron 'Love Story' habían comido más un 36% de popcorn que el otro grupo", explicó Brian Wansink.

El equipo de la Universidad de Cornell también realizó otro experimento, que consistió en recolectar las cajas de popcorn de suelos y basureros de salas de cine. De esta manera pudieron determinar que las personas vieron "Solaris", con George Clooney como protagonista, comieron un 55% más de popcorn que quienes vieron la comedia romántica "My Big Fat Greek Wedding".

A juicio de los investigadores, aquellas personas que ven películas que las hacen llorar, utilizan la comida para levantar el ánimo y sentirse mejor.

Sin embargo, el año pasado el mismo equipo de la Universidad de Cornell determinó que también las cintas de acción abren el apetito. En esa oportunidad, 94 estudiantes con un promedio de 19,9 años de edad, fueron divididos en tres grupos: uno vio la película "La isla", con Scarlett Johansson y Ewan McGregor; el segundo la misma cinta pero sin sonido; y el último un programa de conversación. A todos los participantes les dieron generosas cantidades de snacks y tenían plena libertad para comerlos.

Al analizar los resultados, los investigadores se percataron que quienes vieron "La isla" con sonido comieron un 98% más que las personas que se sentaron a ver programas de conversación. Y en el caso de los que vieron la cinta sin sonido, también comieron un 36% más de snacks.

En ese caso, la conclusión a la que se llegó fue que al ver una película de acción, la mente está distraída y las personas comen sin darse cuenta, lo que Wansink ha bautizado como "mindless eating", algo así como "comer por costumbre".

El estudio que relaciona el comer con las películas dramáticas fue comentado por sus autores en la revista JAMA Internal Medicine, donde señalaron que más que dejar de ver esas cintas, quienes desean adelgazar deben preocuparse de mantener lejos los snacks que hacen engordar. Esto porque, si la película realmente capta toda la atención, pocas serán las ganas de levantarse del asiento a buscar algún picoteo calórico.

"Mantengan los snacks fuera del alcance de sus manos. Idealmente déjenlos en la cocina y sólo lleven al sofá lo que pretenden comer", recomendó Wansink, quien agregó que si las ganas de "picotear" son inevitables, es mejor reemplazar el popcorn y los dulces, por trozos de frutas y vegetales.