• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Diez puntos para explicar la crisis francesa

El gobierno de Francois Hollande tendrá que implementar toda una serie de medidas para levantar la economía francesa / Foto: AFP

El gobierno de Francois Hollande tendrá que implementar toda una serie de medidas para levantar la economía francesa / Foto: AFP

Falta de competitividad y Estado benefactor, algunas de las razones del declive económico galo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1) Semana laboral de 35 horas. La semana laboral de 35 horas ha frenado la competitividad de las empresas. El nuevo ministro de Economía, Emmanuel Macron, se mostró favorable a derogar esa ley, siempre y cuando las empresas cuenten primero con el visto bueno de los sindicatos.

2) Indemnización al desempleo. La Unión Europea preconiza un cambio del sistema de indemnizaciones al desempleo porque lo considera demasiado generoso. En su lugar, propone enfocar las ayudas a los programas de formación para los jóvenes menos calificados.

3) Profesiones reglamentadas. Profesiones como notario, veterinario, taxista y peluquero, entre otros, están sometidas a numerosas reglas. Ejercerlas se ha convertido en un privilegio. Las “profesiones reglamentadas” impiden crear numerosos empleos.

4) Jubilaciones. La edad legal de la jubilación en Francia es de 62 años mientras que en Alemania es de 65. Existen, además, varios regímenes especiales que otorgan grandes beneficios a los empleados de grandes empresas públicas.

5) Industria. La proporción del sector industrial en el conjunto de la economía es la más baja de los países de la Zona Euro, exceptuando Grecia. El derrumbe actual de la producción no tiene precedentes desde la Segunda Guerra Mundial. Se estima que en 2016 el país recobrará el nivel de producción que tenía la industria antes de la crisis.

6) Estado benefactor. Los gastos del país en protección son exorbitantes. El déficit de la seguridad social en 2013 alcanzó 12,5 mil millones de euros.

7) El sistema fiscal. Los altos costos salariales desalientan la creación de empleo. La reglamentación es complicada y engorrosa. Francia es el segundo país europeo (detrás de Italia) donde las pequeñas y medianas empresas (PME) pagan los impuestos más elevados.

8) Pequeñas y medianas empresas (Pyme). Las Pyme están sometidas a costos salariales muy elevados y un nivel de rentabilidad muy bajo. Su capacidad de innovación es insuficiente por la escasa cooperación que mantienen con los institutos de investigación. El país carece de Pyme de alto nivel en sectores clave como la alta tecnología.

9) Fuga de cerebros. En Francia existe un proceso acelerado de expatriación de investigadores, en particular en disciplinas como la biología y la biomedicina. Los científicos buscan en el exterior laboratorios de calidad, bien dotados, pero también bibliotecas abiertas toda la noche, lo que no hay en París. Los científicos se sienten marginalizados, como si no desempeñaran un papel clave en la sociedad.

10) Innovación. Los productos franceses no ofrecen tantos atractivos en términos de innovación. Los franceses se han especializado en equipos aeronáuticos cuya competitividad depende de los vaivenes del euro. En Alemania se han especializado en cambio en bienes de alta y media tecnología como maquinaría, motores, ferretería, materiales para obras públicas, etc.