• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

El pulso del French Quarter de Nueva Orleans

El histórico barrio francés de la ciudad siempre sorprende / Foto Pixabay

El histórico barrio francés de la ciudad siempre sorprende / Foto Pixabay

El barrio está repleto de pequeñas galerías y tiendas de arte y diseño, además de locales de souvenires donde venden las clásicas muñequitas vudú y otros recuerdos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A pesar de las hordas de turistas que pululan por su calle principal, Bourbon Street, y el famoso Café du Monde, el histórico barrio francés de Nueva Orleans siempre se las arregla para seducir gracias a su ritmo frenético y a efervescentes experiencias.

El French Quarter está repleto de pequeñas galerías y tiendas de arte y diseño -las mejores, concentradas en la preciosa calle Royal-, además de locales de souvenires donde venden las clásicas muñequitas vudú y otros recuerdos. Pero para compras más tradicionales, junto al río Mississippi hay un outlet que acaba de cumplir un año desde su remodelación: el Collection at Riverwalk, donde hay buenos descuentos sobre todo en ropa y zapatos de goma de marca (500 Port of New Orleans; riverwalkneworleans.com).

Como buena ciudad estadounidense, las compras aquí son un imán. Un dato: el estado de Louisiana tiene política de tax free para visitantes internacionales, así que guarde los recibos si quiere una devolución de impuestos (¿Dónde recuperarlo? En www.louisianataxfree.com).

Mezcla gourmet. La cocina de Nueva Orleans se puede explicar por la gran mezcla de inmigrantes que llegaron hasta esta ciudad: franceses, africanos, españoles, alemanes e italianos, entre otros. En el corazón del French Quarter hay dos buenos sitios para comprobar esta tradición: Muriel's, famoso por su sopa de tortuga y platos como el gumbo -un tradicional guiso espeso que se hace con roux, mezcla de harina y aceite (801 Chartres St.; muriels.com)-, y Arnaud's, que también cuenta con un pequeño bistró donde tocan jazz tradicional en vivo (813 Bienville Ave; arnaudsrestaurant.com). Ambos funcionan en preciosas casonas históricas y el ambiente es muy elegante. Dicen que hay fantasmas también.