• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Seis pruebas que demuestran que amar es como estar borrachos

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Un estudio asegura que hay una similitud emocional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando hablamos de amor se nos vienen a la mente algunas frases para describir lo que sentimos como que estamos “borrachos” o “embriagados” de esa persona. Pero, ¿qué tan de cierto tiene esto?

Un estudio presentado hace algunos años comprobó que cuando nos enamoramos, se activa la parte del cerebro que reacciona cuando las personas consumen alcohol o drogas. Es decir, el amor causa "adicción".

Si bien la ciencia lo confirma, lo más importante siempre son los sentimientos y estas son seis razones por las cuales verdaderamente estar enamorados es como vivir una borrachera constante en el mejor de los sentidos.

1. Nos nubla el pensamiento

Cuando nos enamoramos, nuestra mente siempre se distrae y solo se enfoca en recordar los momentos que pasamos con esa persona o tienes ganas de saber qué está haciendo todo el tiempo. Nos desconcentramos y nos dejamos llevar mucho más por las sensaciones y sentimientos que por lo que nos dice la razón.

2. Nos sentimos capaces de todo

Estar ebrios nos hace sentir invencibles, unas héroes capaces de sobrevivir a todo. De alguna forma, el amor es muy parecido pues termina por convertirse en una motivación para ser mejores y superarnos, ya no solo por nosotros, sino también por la persona que queremos de verdad.

3. Hacemos cosas que “sobrios” no haríamos

Cuando estamos embriagados de amor no nos importa el lugar ni que la gente nos mire cuando se nos antoja darle un apasionado beso a nuestra pareja o llorar después de una fuerte pelea. Es posible que cuando estabas soltero, estas escenas te hubieran parecido terribles pero este alcohol llamado amor te mueve a comportarte diferente.

4. Pierdes la vergüenza con el otro

El alcohol tiene la capacidad, a veces buena y otras mala, de hacer que nos importe poco el qué dirán y seamos lo más honestos posible. Lo mismo pasa con el amor, ya que entre más tiempo pases junto a la otra persona, ambos se conocerán tanto que la vergüenza quedará de lado y te mostrarás tal como eres. Lo mejor es que él te querrá con tus defectos y tus virtudes.

5. No puedes detenerte y quieres más

 

Cuando una relación empieza siempre queremos saber qué tan lejos podemos llegar y aunque avancemos a pasos de bebé, sentimos que no podemos dejar de querer más. Así como un vaso de alcohol puede ser el inicio de algo memorable, el momento en el que te das cuenta que en verdad lo amas es el desencadenante de una larga serie de eventos hermosos en tu vida.

6. Cuando se termina, duele

Una vez que el alcohol sale de nuestro cuerpo, la resaca del día siguiente es terrible. Amar es igual: cuando rompemos, el dolor nos durará algún tiempo y nos arrepentimos de muchas de las cosas que hicimos mientras estábamos “borrachos”. La mejor receta para superar esto es la abstinencia de amor por un tiempo y enfocarte en ti mismo.