• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Qué tan probable es que Google adquiera Twitter? / Análisis

Twitter salió a la bolsa en noviembre de 2013.

Twitter salió a la bolsa en noviembre de 2013.

La acción de la empresa cayó a un mínimo histórico de 27 dólares.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un reciente artículo de la revista Fortune revivió un rumor de vieja data: que Google estaría interesado en adquirir Twitter. No existe información concreta para afirmar, con seguridad, que el gigante de las búsquedas se encontraría ad portas de adquirir a la red de microblogging, sin embargo, las condiciones del mercado propiciarían la eventual adquisición.

Por un lado, la acción de Twitter ha caído de forma sustancial, en parte por la partida de su otrora presidente, Dick Costolo. Se ubica en un valor de 27 dólares por unidad. Su máximo histórico se vio en enero de 2014, cuando alcanzó una apreciación de 69 dólares. 

En mayo de ese año, como consecuencia de los pobres resultados presentados en términos de crecimiento de usuarios activos y a una impresión generalizada de que se encontraba sobrevalorado, cayó a lo que había sido su punto más bajo (30.50 dólares) si omitimos el valor de su oferta pública inicial (26 dólares).

Con las acciones en 27 dólares por unidad, la capitalización bursátil de Twitter cae por debajo de los 20.000 millones de dólares, menos de la mitad de lo que vale Uber (50.000 millones de dólares) e incluso menos que Airbnb (25.000 millones de dólares).

Los vaivenes de la acción de Twitter Fuente: Yahoo Finance.

 


La situación de la compañía, sin un líder definido y con una valoración asequible, le confiere atractivo. De hecho, no solo podría ser comprada por Google, sino que también se habla de interés por parte de firmas como Microsoft, Cisco, Amazon y Facebook. Cabe recordar que esta última compró WhatsApp por 21.800 millones de dólares en febrero de 2014.

El interés de Google se encontraría ligado a la poca acogida de Google+ como red social. A pesar de que cuenta con una base de perfiles que ronda los 2.200 millones, la mayoría se vinculó a la plataforma porque era necesario para acceder a otros servicios de la empresa, como YouTube o Hangouts.

“Nuestros usuarios nos han dicho que no tiene sentido que se necesite un perfil en Google Plus para utilizar las diferentes herramientas de nuestra compañía, por eso hemos decidido hacer varios cambios”, aseguró Bradley Horowitz, vicepresidente de la compañía, en un comunicado emitido a finales de julio.

De esta manera, solo será necesario tener una cuenta de Google (Gmail, Google Fotos, entre otras) para compartir contenidos, comunicarse con otros contactos o crear un canal de YouTube.

La adquisición de Twitter revitalizaría a la compañía en el segmento de redes sociales. No es la primera vez que se vincula a ambas firmas. Desde febrero de 2011 se habló de una posible adquisición. En enero de este año resurgieron los rumores y en abril se acentuaron. 

Incluso, el 14 de julio, se dispersó una noticia falsa a nombre de la agencia Bloomberg con relación a la compra de Twitter. La misma fue desmentida por parte de la empresa de noticias poco después, pero su aparición incluso redundó en un repunte de 7 por ciento en la acción de Twitter por unas horas.

Algunos inversionistas han apuntado que Google debería adquirir Twitter: Chris Sacca le explicó a la CNBC en una entrevista emitida en junio de este año que la red de microblogging le permitiría al gigante de las búsquedas entender el mundo de las redes sociales. “Ellos nunca han entendido las interacciones personales. Sacca expresaba que, si bien la junta de Twitter no pensaba en vender la firma en estos momentos, no existía la concepción de permanecer como independientes para siempre”.

Con esa visión concuerda el editor digital de Bloomberg, Joshua Topolsky. Para él, Google se beneficiaría de la base de datos de Twitter, de sus usuarios y de una posible integración de su modelo en la dinámica del motor de búsqueda.

El otro lado: los que no creen que Google adquiera Twitter

Sin embargo, para algunos analistas, como Dennis Yu, otrora empleado de Yahoo y ahora una de las figuras más influyentes en el escenario de redes sociales en Estados Unidos, Google no podría resolver los problemas de calidad inherentes a Twitter.“Dudo que puedan elevar la cantidad de interacciones que tiene esa plataforma  y tampoco parece probable que logren incrementar la base de usuarios activos mensuales de forma significativa ¿Cómo podrían lograr integrar las diferentes culturas o integrar las plataformas?”, cuestionó en diálogo con Tecnósfera.

En efecto, el crecimiento de Twitter ha sido moderado en términos de usuarios activos mensuales e interacciones diarias.Entre el tercer trimestre de 2012 y el segundo de 2015, Twitter apenas ha pasado de 150 millones de usuarios a 304 millones. En el mismo periodo de tiempo, Facebook trepó de 1.000 millones a 1.490 millones.
Por otro lado, en términos de interacciones diarias, se sigue manejando la misma cifra que ronda desde finales de 2012: 500 millones de trinos diarios.

Mark Bergen, de Re/Code, apunta que, si bien Google cuenta con cerca de 70.000 millones de dólares para invertir (más que suficiente para adquirir Twitter), existen tres razones por las que es poco probable la adquisición:

En febrero se firmó un acuerdo para que los trinos empiecen a aparecer en los resultados de búsqueda. En abril, concretaron una alianza con DoubleClick para que todos los usuarios de esa plataforma de publicidad en línea puedan comprar anuncios de Twitter. De modo que Google ya cuenta con todo lo que podría obtener de la red de microblogging”.

“Por otra parte, Twitter atraería la atención sobre Google. Es una plataforma pública. No es lo que el gigante de las búsquedas desea en un periodo donde enfrenta acusaciones por vulnerar el derecho a la competencia en Europa”.

“En último lugar, Twiter no parecer alinearse con los intereses de su presidente, Larry Page. Él se ha concentrado en adquirir y e invertir en avances con impacto social, como Calico, que busca encontrar la fuente de la eterna juventud”.

Dennis Yu concluye con un pensamiento contundente: “No creo que Google quiera repetir su historia con Motorola”.