• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

12 principios para volver a tu punto de equilibrio tras finalizar una relación

En su libro "Cuarentena Amorosa", Angela Brandão propone acciones simples y prácticas para iniciar el proceso de cura tras un quiebre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Cuarentena amorosa". Así denomina Angela Brandão el período que viene después del quiebre de una relación, y en el cual las personas deben realizar ciertos cuidados especiales que las ayudarán a cicatrizar las heridas, a cuidarse y a recuperar el amor propio.

Brandão llevó a la práctica este proceso en su libro "Cuarentena Amorosa. 12 principios para superar el dolor de la separación y recomenzar" (Diana), donde presenta acciones simples y concretas, todas con un objetivo común: devolver a su punto de equilibrio a quien haya sufrido un quiebre.

Si en este momento estás en esa situación, entonces ¡toma nota!:

1.- Tómate tu tiempo: cada uno tiene su manera de enfrentar el dolor de un fin amoroso. Sin embargo, Brandão desaconseja absolutamente entrar en el juego de las agresiones, porque pueden generar "un innecesario y peligroso círculo vicioso". Asimismo, agrega que compararte a otras personas en otras relaciones no sirve y pueden provocarte una enorme desilusión.

2.- Camina un poco cada día: no intentes correr, o puedes caer en la desesperanza o el sufrimiento innecesario. Tampoco te quedes "esperando que pase", porque así no avanzarás. Tras el quiebre -dice Brandão- viene un período en el que lo normal es no saber adónde ir y, además, en el que se tiende a cargar toda la culpa sobre una sola persona. Sin embargo, "una ruptura amorosa tiene que ver con responsabilidades compartidas. Por eso, intenta usar lo que ocurrió para aprender más sobre ti misma (o)", recomienda.

3.- Hace un rito de ruptura: no necesariamente tienen que ser un evento social, sino que puede ser algo secreto o lo tú estimes adecuado para ayudar a tu corazón a demarcar el fin de la relación. "Los ritos ayudan a crear íntimamente la certeza de una ruptura. Por ello, contribuyen mucho al proceso de recuperación emocional", asegura Brandão. Eso sí, advierte que para ser efectivos deben hacerse sólo una vez, de forma consciente y sin correr riesgos físicos.

4.- Haz lo que sea por verte atractiva (o): inicia un período de "vigilia estética", es decir, arréglate para todo, incluso para ir a comprar el pan, convencida (o) de que tu príncipe (princesa) azul puede estar a la vuelta de la esquina. Pero ¡ojo!, no se trata de corregir defectos, sino de "corregir la forma en que tú misma (o) te ves", aclara Brandão.

5.- Libera endorfinas: estas sustancias son un antidepresivo natural, capaces de aliviar dolores y provocar placer. Mejoran la sensación de bienestar, disminuyen los dolores, fortalecen el sistema inmunológico, benefician la memoria y la disposición mental, y tienen efecto antienvejecimiento. ¿Cómo conseguir todas estas maravillas? Fácil: muévete. "Bastan veinte minutos de caminata para que el cuerpo comience a producir sus remedios naturales", asegura Brandão.

6.- Evita cambios drásticos y acciones radicales: si después de terminar piensas que lo mejor es hacerte una cirugía plástica, renunciar a tu trabajo o irte del país, es conveniente que esperes a que todo decante. "Cuando estés mejor, tendrás la seguridad emocional necesaria para llevar a cabo tu proyecto", indica Brandão.

7.- Busca nuevos intereses: es hora de desempolvar la lista de deseos que no has podido cumplir: un curso, un deporte e incluso tener una mascota. Si vas a realizar una nueva actividad, Brandão recomienda que sea grupal, de manera que te permita conocer nuevas personas y hábitos.

8.- Guárdate: no se trata de encerrarte bajo siete llaves, dejar de coquetear o no salir con amigos del sexo opuesto, sino que más bien de equilibrar tus emociones. "Antes de envolverte y fantasear demasiado, pregúntate con honestidad si ya te sientes suficientemente fuerte como para buscar un nuevo amor (...) Si no es el caso todavía, y una nueva frustraión amorosa te parece una tortura, guárdate (...) De repente, cuando menos lo esperas, el juego del gato y el ratón se invertirá. Y, si el gato llega a husmear, es señal de que la hora correcta está llegando", dice Brandão.

9.- Conócete mejor: usa tus "ojos de turista" para encontrar belleza en los más corrientes detalles a tu alrededor y, también, para ver dentro de ti, porque tal vez te encuentres con una persona diferente de lo que pensabas que eras. "Libérate", anima Brandão.

10.- Quiérete bien: cuida de ti y mímate después del quiebre. Esfuérzate en dedicar parte de tu tiempo sólo a ti y si un día te despiertas con el pie izquierdo, no creas que siempre será así. Mañana es un nuevo día.

11.- Sé gentil: una sonrisa o una frase agradable hacen que las personas anden felices por la vida. Además, la gentileza tiene varias ventajas y genera oportunidades. Eso sí, no seas gentil sólo para recibir algo a cambio.

12.- Ríete de ti misma: ve tus errores y dolores desde otra perspectiva, míralos desde afuera. ¿Cómo hacerlo? Hay dos alternativas: puedes preguntarte qué aprendiste de la relación que terminó, o bien ver el momento difícil por el que pasaste como un "llamado" para mirar el mundo de manera más humana.