• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La presencia del papá puede complicar el parto

Foto vía: El Comercio

Foto vía: El Comercio

Especialistas señalan que si el padre no tiene la orientación adecuada puede generar estrés en la gestante 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ver nacer a un hijo es una experiencia que ningún padre debería perderse. Sin embargo, su presencia aumentaría el dolor en algunas mujeres, lo que podría causar complicaciones durante la labor de parto. 

Un estudio realizado por la University College of London, Reino Unido, explica que la presencia del padre aumenta la producción de adrenalina en la mujer, provocando que ella se sienta más tensa. Además, también inhibiría la liberación de la oxitocina, hormona que hace efectivas las contracciones en el parto.

Para probar su hipótesis, los investigadores analizaron los niveles de dolor de las mujeres durante la fase de expulsión en el parto. Para esto, aplicaron un pequeño pinchazo de luz láser en los dedos de las pacientes.

Utilizando un escáner de resonancia magnética, descubrieron que el dolor era más fuerte en los casos donde el padre de encontraba al lado. Luego se realizó un cuestionario a las mujeres para asociar el nivel de dolor con la relación que tenían con la pareja.

Determinaron que el dolor era más agudo si la relación era “menos afectiva y menos cercana”.

Giannina Arana Cortez, ginecóloga de la clínica Oncogyn de San Isidro, Perú, manifestó que va a depender mucho de la preparación que tenga el padre para afrontar el nacimiento de su bebé.

“Se recomienda que los hombres también acompañen a sus esposas a una clase de psicoprofilaxis para que sepan qué hacer en ese momento”, añadió.

La especialista explicó que si el papá no tiene la orientación adecuada puede generar estrés en la gestante y, a su vez, esto ocasionaría una complicación en el parto.

“La mujer podría tener dificultad para pujar y esto le causaría una desconcentración en el trabajo de parto”, sostiene.

La especialista agrega que la pareja tiene el rol de dar ánimo y ayudar a la mujer durante el parto. Sin embargo, debe entender que su presencia es pasiva y debe estar preparado para la situación.