• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Cómo son las siete ideas que podrían cambiar el mundo y la economía en el futuro?

El futuro se percibe cada vez más cerca / Cortesía La Nación

El futuro se percibe cada vez más cerca / Cortesía La Nación

Desde los cambios en la manera de remunerar a los empleados de menores ingresos hasta la materia inteligente que podría lograr que los muebles se armen solos, el futuro se percibe cada vez más cerca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La nueva era del buen empleador

Crece la tendencia de las mejoras en los sueldos de los que menos ganan; se recupera muy rápido

En el auditorio de un edificio en Jacksonville, Florida, casi 200 empleados de la aseguradora Aetna se reunieron -con muchos más siguiendo una transmisión en vivo por streaming- para recibir al CEO. Esperaban encontrarse con una sesión de preguntas y respuestas. Pero fue una sorpresa, al menos para los de salarios más bajos: el CEO, Mark Bertolini, anunció que todo el que ganara menos de $16 la hora recibiría un aumento.

Aetna es una de tantas compañías con marcas importantes que mejoran los salarios y los beneficios para sus empleados de menores ingresos. Gap y Starbucks hicieron anuncios similares en 2014. La noticia mayor llegó en febrero, cuando Walmart aumentó el salario de sus 500.000 empleados a $9 la hora este año y $10 en 2016.

Estas movidas se dan en momentos en que Estados Unidos debate sobre la desigualdad de ingresos de un modo desconocido. En un discurso en diciembre, el presidente Obama dijo que la creciente desigualdad es "el desafío que define nuestros tiempos". Cuentan que Bertolini, cuando consideraba la medida, pidió a sus ejecutivos que leyeran El capital en el siglo XXI, el best seller de Thomas Piketty sobre la desigualdad que apareció en 2013.

Lo que ocurre hoy podría considerarse el anverso del movimiento Occupy Wall Street que concentró la indignación popular en el 1% más rico del país, dice Paul Argenti, experto de la escuela de Negocios Tuck del Dartmouth College. "No se trata sólo de cuánto ganan los banqueros, eso no tiene importancia para la mayoría. Lo que importa es '¿cuánto voy a ganar yo?'"

Para usar de modo estratégico el enfoque de buenos empleos, las compañías no sólo tienen que pagar más, sino que deben reestructurar el trabajo para maximizar la productividad de cada uno. No es sólo una mejor paga, sino de un management más inteligente. Los horarios irregulares, impredecibles y por debajo del mínimo para considerar empleo de tiempo completo fue uno de los factores más criticados tanto en el sector minorista como el de las comidas al paso.

"Platón dijo que nadie debería tener tres veces más que otro. Cuando no es el CEO sino un diseñador de software el que gana seis veces lo que el portero, algo anda mal", dice Argenti.

Por Jessica Leber

Un embrión del campo del futuro

La tecnología quiere aportar datos y precisión a un mercado millonario, pero aún remiso

Cuando toma el "intersor" -un ascensor modificado en Essen, Alemania- y toca el botón para ir al quinto piso, lo deja en el cuarto y le dice que suba un piso por las escaleras para que haga un poco de ejercicio.

"Se trata de implementar una nueva conducta en su vida diaria, algo extra", dice Matthias Laschke, estudiante de doctorado en la Universidad Folkwang de las Artes de Alemania, que trabaja con un equipo de estudiantes.

Los diseñadores descubrieron que la mayoría de la gente no toma el ascensor para subir un piso, por lo que la intervención es una extensión simple de lo que la gente hace por sí sola. También es una manera de ayudar a introducir la idea de un nuevo hábito.

La intervención es un ejemplo de un creciente número de productos diseñados para tomar mejores decisiones, aunque esa opción sea ligeramente más incómoda.

Laschke llama a los diseños de su equipo "buscapleitos agradables"; a menudo son un poco irónicos, graciosos, indulgentes y no lo suficientemente molestos como para que uno no los use.

"Creo que es inhumano obligar a la gente a hacer algo -dice Laschke-. La gente es demasiado inteligente. Si descubren que este sistema quiere hacer algo que ellos no quieren, lo dejarán de usar. Por eso este sistema está diseñado de modo que se pueda hacer trampa."

Laschke creó un gancho para colgar las llaves que tiene lugar para la del auto y la de la bicicleta; si elige la del auto, la de la bicicleta cae al suelo. Obliga a levantarla y a reconsiderar la decisión. Existe una lámpara de escritorio que sólo se enciende si pone el celular dentro de ella, lo que ayuda a limitar su adicción a la pantalla.

A diferencia de orientaciones más tradicionales hacia el cambio de conducta, como los avisos contra el cigarrillo, estas intervenciones funcionan en el momento elegido. Si no tenemos la voluntad de levantarnos del sofá, pronto puede haber un sofá diseñado para expulsarnos.

Al evolucionar estos productos habrá que optar: caramelos o frutas, auto o bicicleta, ascensor o escaleras. Pero un mejor diseño puede ayudar a que comience a desaparecer la fricción entre las opciones que queremos ahora y las que preferíamos en el pasado

Por Adele Peters

El médico ahora está en el hogar

Ya existen sofisticados aparatos que ayudan a los profesionales por conexión inalámbrica

Esto puede sonar conocido: esperó 45 minutos que el médico lo atienda, pero cuando lo hace, lo ve cinco minutos. ¿Para qué ir al consultorio?

Al sentirse cada vez más cómodos los pacientes y los médicos con la medicina a distancia y al mejorar las herramientas médicas HUM (Hágalo Usted Mismo), la cantidad de visitas al médico podría bajar de modo dramático. En vez de hacer esas consultas molestamente breves tendrá gran parte del equipo que necesita para hacer el diagnóstico en su casa.

El Oto HOME de CellScoipe, un otoscopio -un divertido dispositivo que se usa para mirar dentro del oído- diseñado para uso en el hogar, es un anticipo de cosas por venir. La empresa vende el aparato en $79. El Oto HOME tiene unos cuantos recursos digitales. El dispositivo se conecta a un teléfono y graba video cuando el padre mira dentro del oído del niño. Un algoritmo de software guía a los padres para que puedan apuntar la cámara hacia el tímpano. Ese video junto con la información adicional de síntomas es enviado a un médico. Luego llega el diagnóstico y, si es necesario, la receta.

Nuevos dispositivos como el otoscopio hacen mucho más fácil el diagnóstico hogareño. Si la competencia de Qualcomm Tricorder X Prize tiene éxito habrán dispositivos multiuso importantes. La disputa por $10 millones desafía a equipos a diagnosticar correctamente 15 enfermedades -incluyendo diabetes, apoplejía, anemia y neumonía- en 30 pacientes en tres días usando una plataforma móvil. Los equipos (los ganadores se anunciarán en 2016) crearon dispositivos que miden signos vitales como el ritmo respiratorio y la presión sanguínea. Uno de los finalistas, Scanadu, creó un dispositivo que mide la temperatura, el ritmo cardíaco, nivel de oxígeno, la presión sanguínea y el electrocardiograma del paciente cuando se lo coloca en la frente por unos segundos.

Herramientas que se combinan con el teléfono inteligente de uso único ya están en el mercado. Ahora es sólo cuestión de conseguir más médicos dispuestos a usarlos. Esto podría dar a los médicos herramientas adicionales que pueden usar para potenciar su alcance. Y da la oportunidad de que los pacientes sean socios en el procedimiento.

Por Ariel Schwartz

La lucha por un mundo menos "fofo"

Hay laboratorios que desarrollan objetos que puedan modificar algunas conductas

Es 2020. Hay drones sobrevolando plantas de tomate. Un flujo de datos del clima informa las decisiones sobre la cosecha mientras un sistema de detección de patógenos dispara alertas de enfermedades en cuestión de minutos. La granja está conectada con una red inalámbrica. Por alguna parte hay un granjero.

Silicon Valley tiene mucho que ofrecer al creciente número de granjeros que confían en soluciones de alta tecnología. Pero mientras Palo Alto y el Valle Central de California, la zona en la que se cultiva gran parte de las verduras del país, están separadas por sólo unas pocas horas en auto, la brecha cultural es incalculable.

La agricultura es un sector inmenso en Estados Unidos. Y la de precisión -la práctica de usar sensores, software, analítica y drones- es una parte creciente, con un mercado de casi US$ 2000 millones. A los empresarios y las compañías se les cae la baba; Monsanto compró Climate Corporation, una firma de análisis del clima, por $1000 millones.

RoyseLaw AgTEch es una incubadora. Roger Royse anunció algunas de sus firmas. Esto incluye FarmX, que desarrolla una herramienta para monitorear la salud de una granja en tiempo real; Ayrstone fabrica redes inalámbricas para granjas; AgRite, una firma que creó un sistema de inyección de fertilizante e irrigación, y RapidBio Systems, que detecta patógenos.

Patrick Doseir, agrónomo y mentor de RoyseLaw, cree que puede reunir a granjeros y empresarios con el viejo ritual de Silicon Valley, la hackathon, feria de productos tecnológicos. "Tuve que explicar que una hackathon es algo bueno, es un evento social en el que la gente puede reunirse", dice.

Dosier anticipa que los equipos de la hackathon analizarán problemas urgentes como el manejo del agua y la falta de mano de obra. Son cuestiones complejas que no se resolverán en un fin de semana, pero la hackathon podría iniciar un diálogo. Aunque la generación joven parece interesada, Dosier no consiguió que mucha gente se comprometa. Es improbable que esta tendencia cambie si los costos de la tierra siguen tan elevados. Aun así, la oferta de tecnología que promete ahorrar dinero podría ser difícil de ignorar si realmente los granjeros ahorran dinero.

Por Ariel Schwartz

El objeto inmóvil será el pasado

Lograr que un mueble se arme solo es un desafío de los que investigan la materia inteligente

Plantas que giran al sol, proteínas plegándose en estructuras complejas en respuesta al ambiente, moléculas uniéndose para formar un cristal. Ninguna maquinaria externa dirige estas funciones. En vez de ello, la estructura y la forma están incrustadas en las propiedades materiales mismas, una maravilla del mundo natural.

Imagine materiales inteligentes que liberan drogas dentro de su cuerpo en el momento que se necesitan, muebles que se arman en su casa, o cubiertas de auto que alteran su agarre cuando el camino está mojado. "Creemos que es posible programar casi cualquier material para que cambie de forma y sus propiedades", dice Skylar Tibbits, director del Laboratorio de Auto-Montaje del MIT.

Tibbits está a la vanguardia de popularizar la idea de que los materiales más inteligentes moldearán el mundo físico del futuro. En una conferencia TED en 2013 introdujo una parte de su visión llamándola impresión 4D (es decir, impresión 3D con el agregado de la dimensión del tiempo). Desde entonces trabaja para hacer realidad la idea. Usa materiales del mundo real que los industriales y los diseñadores de productos utilizan hoy: madera, textiles o fibra de carbono.

Un ejemplo puede ayudar a entender el concepto. Tibbits creó un material de madera compuesto que puede imprimir en 3-D en planchas con grano a medida. Según el patrón del grano la madera se dobla de distintas maneras cuando se agrega agua. Algún día usted podría recibir el envío de una plancha que al llegar se dobla para convertirse en una silla. Otro modo de expresar lo mismo: crear un robot que salga caminando de la impresora, con las baterías incluidas.

Un elemento requerido para lograr cualquiera de estas cosas es el software adecuado. Tibbits fue usuario temprano del beta de Project Cyborg, un proyecto de Investigación de Autodesk, que apunta a ayudar a la gente en su esfuerzo por "programar la materia".

Una vez que esté la tecnología las aplicaciones serán muy variadas, desde moléculas a escala nano hasta dispositivos médicos implantados que se adapten a cambios en las condiciones del cuerpo y abarcando el ámbito mayor en el que trabaja Tibbits: "Podemos repensar todos nuestros productos".

Por Jessica Leber

A un paso del cuero a medida

A través de la utilización de células y tejidos, se podrán pedir piezas de tamaño y forma deseada

¿Con los precios del petróleo con una caída de 50% desde septiembre pasado, 2015 será el año en que se acaba el boom de la energía limpia? Con el mundo ensopado en petróleo barato, hay gente que piensa que el boom no puede durar.

A primera vista hay motivos para creer que quienes dicen esto tienen razón. Usted pagó una prima por un auto eléctrico y no obtiene un beneficio al dejar los combustibles fósiles. De modo similar, si su usina funciona con petróleo entonces tendrá menos motivos para querer cambiar a una planta de energía solar.

Hay motivos históricos para temer por el destino de la energía limpia frente al petróleo barato. Hubo un pequeño boom en Estados Unidos de etanol, eólica y otras fuentes renovables luego de que subieran los precios en la década de 1970, pero la burbuja se pinchó con el exceso de producción de petróleo en la década de 1980. Algunos temen que pueda pasar nuevamente algo así.

Hay buenos motivos para creer que la energía limpia se verá poco afectada, especialmente en Estados Unidos y especialmente para la generación eléctrica. El competidor más relevante para la energía solar y eólica es el gas natural y el precio se ha mantenido bajo por un tiempo, a causa del boom del fracking. El boom de las energías renovables se ha mantenido.

Las acciones de algunas compañías de energía solar fueron afectadas, pero Zindler atribuye eso a la volatilidad de los precios. La perspectiva para la energía solar mejora todo el tiempo porque, a diferencia de los combustibles fósiles, la solar es una tecnología y las tecnologías tienen la costumbre de hacerse más baratas y mejores al madurar. El precio de un módulo fotovoltaico solar estándar ha caído 75% desde fines de 2009.

La energía solar probablemente tenga más problemas en países en desarrollo. La baja de los precios del petróleo podría afectar el debate político en torno a las energías renovables de un modo positivo. Por ejemplo, será más fácil argumentar en favor de un impuesto a las naftas y de reducción de los subsidios al precio de los combustibles si éstos son más bajos para el consumo. En cuanto a los autos eléctricos, Zindler piensa que los modelos más baratos se verán más afectados que los más caros.

Por Ben Schiller

Los efectos del petróleo barato

Aquellos beneficios de la baja del crudo podrían limitar el crecimiento de los desarrollos solares

Los científicos ya pueden cultivar una hamburguesa en una placa. Pero antes de que veamos carne de vaca producida en laboratorio en la carnicería, podríamos ver su piel en las pasarelas de la moda.

Eso dice Modern Meadow, una nueva firma de Brooklyn que trabaja para crear un futuro "cultivado en el laboratorio y no de matadero". Aprovechando avances recientes en tecnologías de ingeniería de tejidos y celular, la compañía trabaja en productos comestibles y vestibles que no requieren animales vivos.

Pero el CEO Andras Forgacs sostiene que el cuero producido en el laboratorio llegará al mercado antes que la carne de laboratorio. Para empezar, a los consumidores les resultará seguramente más fácil aceptar la nueva biotecnología en sus camperas antes que en su plato de comida.

Las compañías que compran cuero, tales como los fabricantes de carteras o asientos de auto podrían encontrar utilidad inmediata a la tecnología.

Los precios del cuero se fueron por las nubes en los últimos años. El valor, en realidad, sería mucho mayor. La producción de cuero hoy es un proceso sucio y con mucho desperdicio.

Las curtiembres que usan productos químicos de modo intensivo son una industria que produce mucha polución, especialmente en el mundo en desarrollo. Y debido a que la vaca no crece con la forma de un asiento de auto o cartera, se desperdicia mucho cuero incluso en el final del proceso de manufactura.

¿Cómo se cultiva cuero en un laboratorio? Primero científicos de Modern Meadow hacen una biopsia de un animal, se trate de una vaca, cocodrilo o avestruz, y se aíslan las células de piel en el laboratorio. A continuación multiplican las células por miles de millones y las cultivan para producir hojas. Modern Meadow ha trabajado para maximizar la producción de colágeno -el elemento fundamental en la producción de cuero- de las células al formarse las hojas y al formarse capas con esas hojas, el colágeno crea redes de fibra y, así, el análogo de un cuero.

La compañía presentó sus primeros prototipos de cuero en 2013 y ahora trabaja con diseñadores, ingenieros y artesanos para perfeccionar los materiales. Por ahora, no se conocen los costos que tendrá el producto.

Por Jessica Leber