• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Las playas de Santa Marta se renuevan para el turismo

Quienes quieran disfrutar de la playa, sin entrar al mar, pueden hacerlo solo hasta las 8:00 pm / Foto El Tiempo/GDA

Quienes quieran disfrutar de la playa, sin entrar al mar, pueden hacerlo solo hasta las 8:00 pm / Foto El Tiempo/GDA

Turistas que visiten esta zona del Caribe colombiano deben tener en cuenta varias recomendaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quienes visiten las playas de Santa Marta, en Colombia, las encontrarán con un renovado aspecto y con nuevas reglas de acceso, gracias a una política institucional que busca su preservación para el buen disfrute de los turistas.

El Plan de Ordenamiento de Playas Turísticas, que empezó a implementarse en diciembre pasado en las playas de El Rodadero y en Playa Blanca, comprende varios aspectos, entre esos, que los bañistas no podrán estar en el mar sino hasta las 5:30 pm, después de esa hora ya no se cuenta con servicio de salvavidas.

Quienes quieran disfrutar de la playa, sin entrar al mar, pueden hacerlo solo hasta las 8:00 pm. Después de ese horario, en el caso de El Rodadero, podrán disfrutar del renovado malecón que bordea las playas y gozar de los establecimientos de la zona.

Antes, era común que los turistas se quedaran en la playa hasta altas horas de la madrugada, de fiesta y consumiendo licor.

“La actividad en la playa, hasta altas horas de la madrugada, estaba deteriorando la calidad de la arena, facilitaba el desorden y la inseguridad”, explica Carlos Iglesias, gerente de Proyectos Turísticos de la Alcaldía de Santa Marta.

“Y quienes madrugaban a hacer deporte o a disfrutar de la playa, se encontraban con basura, botellas de vidrio, colillas de cigarrillo”, añade el funcionario al explicar que esta medida busca mitigar el impacto en los ecosistemas marinos costeros.

Hoy, tres meses después de implementada esta política, la arena ha mejorado su aspecto, se han reducido los índices de inseguridad y ha mejorado la convivencia entre los turistas y residentes. Y los establecimientos de servicios turísticos se han visto altamente beneficiados.

Esta normatividad también incluye la organización de los vendedores ambulantes para que no acosen a los turistas; incluso, hay un sector al que no tienen acceso.

Se delimitaron zonas exclusivas para la práctica de deportes náuticos con motor y sin motor, para evitar accidentes con los bañistas. También se establecieron zonas para las carpas y se instalaron baños provisionales.