• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cinco planes para descansar y ser feliz en Aruba

En las playas de Aruba son posibles todas las actividades acuáticas / Foto archivo

En las playas de Aruba son posibles todas las actividades acuáticas / Foto archivo

Desde un descanso completo en sus cristalinas playas hasta planes de aventura, gastronomía y spa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las playas de Baby beach. En las playas de Aruba son posibles todas las actividades acuáticas: el buceo en Malmok Beach, que con sus arrecifes y naufragios cerca de la costa es el paraíso de los buceadores. Hadicurari Beach, donde se practican el windsurf y el kitesurf y es la sede de muchas competencias deportivas a lo largo del año; o las playas ideales para el descanso como Palm Beach, Eagle Beach y Baby Beach. Pero es esta última, ubicada en Seroe Colorado, en el extremo sureste de la isla, formada por una franja en forma de media luna alrededor de una bahía de aguas turquesas pocos profundas y sin oleaje, donde los nadadores pueden adentrarse en el mar sin perder fondo y disfrutar una maravillosa vista y una tranquilidad que no encontrarán en ningún otro lado. Es el lugar perfecto para desconectarse del mundo y tomar fotografías únicas.

Día de esnórquel. Conozca la isla de una forma diferente en un catamarán de 70 pies de eslora, al que se accede desde un muelle junto a las playas de Palm Beach, hacia las 9 a. m., en un paseo conocido como Morning Snorkel. Durante cuatro horas, en un ambiente festivo y con barra libre, las familias disfrutan un recorrido que abarca sitios como el Arrecife Arashi y Bahía Catalina. El punto más interesante para los visitantes es el Barco Antilla, un naufragio de la Segunda Guerra Mundial hasta el cual pueden acercarse los turistas con un sencillo equipo de esnórquel, la actividad estrella en las tres paradas del recorrido. Las aguas tranquilas y cristalinas permiten apreciar los peces multicolores, maravillarse con la habilidad de las aves que intentan pescarlos y con toda su belleza submarina. Los más experimentados (por un costo adicional) pueden practicar snuba, una actividad que combina el snorkeling y el buceo y da la posibilidad de sumergirse hasta seis metros con aletas, máscara de buceo y un equipo de respiración. El paseo incluye un completo almuerzo, además de la barra libre.

Placer para el paladar. La fusión de culturas europeas como la española y la holandesa, unida a la sazón africana e indígena, da como resultado una gastronomía de sabores exóticos en la que son protagonistas los productos del trópico, los frutos del mar y los quesos holandeses adoptados por los habitantes de la isla como otro de sus productos tradicionales. La oferta gastronómica es muy amplia, solo el sector de Palm Beach acoge unos 150 restaurantes. Nuestros recomendados: La cocina moderna y de autor de White Modern Cuisine; el romántico ambiente y la exquisita parrilla de Pincho’s grill & bar, el espacio descomplicado y los productos de la pesca del día de Zeerovers; el museo familiar y la cocina fusión de Papiamento Restaurant; la exclusividad y las puestas de sol que se aprecian desde Windows on Aruba, y los sabores caseros de Oldfisherman.

Relax en el spa. Es imposible visitar Aruba y no regalarse un día de spa o una clase de yoga al aire libre, con el sonido del mar de fondo y el viento cálido envolviéndolo mientras se relaja bajo las instrucciones de una experta en el tema, como las que ofrece el Manchebo Beach Resort & Spa. Aprovechando lo mejor de la naturaleza, los distintos spas, ubicado en su mayoría en los resorts de la isla, ofrecen rituales para parejas, baños de vapor, ducha Vichy (tratamiento hidroterapéutico), saunas secos, jacuzzis al aire libre y tratamientos exclusivos con productos naturales y orgánicos que le permitirán relajarse al máximo y renovarse en cuerpo y alma.

Compras. La isla también es un paraíso para las compras. Desde tiendas de ropa, calzado y accesorios de grandes diseñadores, hasta quesos holandeses importados, puros hechos en la isla (los Aruhiba elaborados por Benjamín Petrochi) y su tradicionalísima salsa de papaya picante forman parte de la oferta. Una de sus sorpresas más agradables en materia de compras es la fábrica de aloe, una empresa familiar que desde 1890 produce exclusivos productos a base de esta planta, reconocidos internacionalmente por su calidad, que van desde geles de ducha hasta cremas faciales y especializadas, ya que la compañía hace todo el proceso, incluido el cultivo de la sábila. Para los amantes de la filatelia, cada año el correo de Aruba emite paquetes de sellos postales con diseños innovadores, a los que puede adicionar una foto digital suya como parte del recuerdo de su viaje a la isla.