• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cuando tu niño o niña revela que se ha enamorado

Desde los 4 o 5 años muchos niños sienten afinidad por otro niñito o niñita de la escuela |  Thinsktock

Desde los 4 o 5 años muchos niños sienten afinidad por otro niñito o niñita de la escuela | Thinsktock

Es importante que actúes con naturalidad y apertura ante lo que comparta contigo tu hijo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ocurre sin aviso. Acabas de buscar a tu nene o nena de la escuela y sientes algo diferente. Un suspiro largo, una mirada perdida y la frase que no esperabas: “Mami, Fulanito se va a casar conmigo”, o “Menganita es mi novia”. ¿Celebras ese  primer amor o mantienes una actitud neutral?

Y es que desde los 4 o 5 años muchos niños sienten afinidad por otro niñito o niñita de la escuela. Ese primer  amor es de gran pureza y no hay malicia ninguna. Muchas veces los adultos  le damos otro matiz.

“Muchos se enamoran hasta de las maestras o de las nenas del salón y es algo normal que a esa edad empiecen los gustos por las diferencias. Es parte del juego de roles de mamá y papá o de niña y niño”, señala la psicóloga clínica Grisell Rodríguez.

La actitud de los padres en ese momento en el que el niño confiesa estar “enamorado” debe ser de naturalidad y será muy importante para el menor. Se deben evitar enojo o burlas. Tampoco deben  poner etiquetas como “amigos especiales” o “noviecitos”.  

No obstante, Rodríguez dice que hay que estar atentos a la reacción del otro niño o niña, pues pueden ser víctimas de abuso o tengan una visión de la sexualidad demasiado desarrollada para un niño de su edad. “Debe ser una oportunidad para reforzarle a nuestros niños algunos asuntos relacionados a la sexualidad y a cómo deben cuidarse. Por ejemplo, que nadie toque sus partes privadas, que no dejen  que niños más grandes o adultos se acerquen de manera peligroso y recalcarles que deben tener la confianza para contarle a mamá y a papá todo lo que les haga sentir incómodos”, agrega Rodríguez.

Qué hacer y qué no:

Sé positivo y muestra interés.

Pregúntale al niño acerca de las cualidades que él / ella le gustan de la persona. Opina sobre cómo esos rasgos positivos son buenas características a poseer.

Demuestra que eres receptivo a escuchar al niño y dejar que el niño inicie la conversación. Si no has oído nada después de una semana o dos, indaga sobre cómo está el noviecito o amiguito. La respuesta del niño te dirá a si el enamoramiento sigue vivo o no.

A menudo, la relación terminará de repente. Sin embargo, si tu hijo está herido o confundido sobre lo que pasó, valida sus sentimientos.

No te burles de sus sentimientos. Los niños sienten vergüenza de tener sentimientos  amorosos cuando son objeto de burlas.

No le digas al niño que sabes más que él. Esto minimiza sus sentimientos,

No actúes como que no está sucediendo. Desde la perspectiva del niño esta experiencia es relevante.