• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Seis mujeres que revolucionaron la física

Mujeres

Marie Curie, la única mujer que ha ganado el Premio Nobel en física y química | El Tiempo /Colombia

Ellas demostraron que no hay límites para la curiosidad y que la pasión por descubrir el mundo no reconoce las diferencias impuestas por la sociedad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nadie conjuga las cualidades de dedicación y constancia como las mujeres que se han destacado a lo largo de la historia de la física en el mundo.

Por encima de los prejuicios de su época, que en muchos casos las marginaba de las oportunidades de educación y trabajo, muchas de ellas han demostrado que no hay límites para la curiosidad y que la pasión por descubrir el mundo no reconoce las diferencias impuestas por la sociedad.

Los siguientes son seis ejemplos de las mujeres que dedicaron sus vidas a la ciencia y a la educación.

Cecilia Payne-Gaposchkin

La astrónoma inglesa Cecilia Payne-Gaposchkin se mudó a los EE UU en 1923 buscando convertirse en investigadora en astrofísica, algo que era casi imposible para una mujer en su país natal. En su tesis doctoral, publicada en 1925, Payne demostró que el Sol está compuesto de hidrógeno y helio, una idea actualmente aceptada, pero que contradecía las ideas de su tiempo. Por esta razón, Payne fue persuadida para omitir esta conclusión y fue excluida del crédito cuando este descubrimiento fue comprobado. Payne permaneció activa en la investigación después de su doctorado, pero solo hasta 1938 pudo utilizar el título de astrónoma por primera vez.

Emmy Noether

La matemática alemana Emmy Noether describió la forma en que las simetrías en la naturaleza están relacionadas con las cantidades conservadas, como la energía, la carga y el momento lineal. Noether ha sido descrita en palabras de colegas de la talla de Albert Einstein, Hermann Weyl o Norbert Wiener como la mujer más importante en la historia de las matemáticas. Expulsada de Alemania en 1933 por las leyes antisemitas impuestas por el nazismo, Emmy Noether terminó su carrera en Estados Unidos. Su trabajo continúa siendo relevante en el desarrollo de la física teórica y el estudio de las estructuras algebraicas.

Marie Curie

A fines del siglo XIX, Maria Sklodowska-Curie salió de su natal Polonia, en donde las mujeres no podían estudiar, y con solo 24 años comenzó sus estudios en París (Francia). Su carrera científica es inusual para una época en que las mujeres estaban al margen de la academia. A ella se le deben la teoría de la radiactividad, las técnicas para la separación de isótopos radiactivos y el descubrimiento del radio y el polonio. Es la única que ha sido galardonada con el Premio Nobel en dos ramas distintas (física y química). Al igual que su esposo, Pierre Curie, sufrió quebrantos de salud por los efectos de la radiación ionizante. En 1995 sus restos fueron trasladados al Pantheón de París.

Lise Meitner

La física austríaca Lise Meitner fue parte fundamental del equipo que descubrió el proceso para dividir el núcleo del átomo. Este proceso, conocido como fisión nuclear, es tan poderoso que se utiliza para producir energía en reactores nucleares o con fines bélicos en bombas nucleares. Aunque su vida personal está marcada por su inexplicable exclusión del Premio Nobel otorgado por el descubrimiento, Lise Meitner también ha trascendido por sus reflexiones sobre la responsabilidad de los científicos durante el régimen nazi en Alemania durante la Segunda Guerra Mundial.

Jocelyn Bell Burnell

Nació en Irlanda del Norte y durante sus estudios doctorales trabajó en la construcción de un radiotelescopio. En julio de 1967, Jocelyn Bell Burnell detectó una señal que pulsaba regularmente en el cielo aproximadamente una vez por segundo. Había descubierto un pulsar, una estrella tan densa que una cucharadita del material que lo compone pesaría 100 millones de toneladas y gira tan rápido que produce señales en frecuencias de radio. Esta señal se puede detectar cuando el haz de emisión está apuntando hacia la Tierra, de la misma forma en que un faro.

Vera Rubin

La astrónoma norteamericana Vera Rubin fue de las primeras en medir la velocidad de las estrellas para estudiar la forma en que giran las galaxias y descubrió una sorpresa: que la forma en que giran la galaxias indica que la mayor cantidad de su masa no se encuentra en el centro sino distribuida en su exterior. Esta observación constituye una de las pruebas más importantes de la existencia de la materia oscura, que constituye poco menos del 30 por ciento del universo, aunque su naturaleza es desconocida.