• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Siete motivos para superar todos tus miedos

Hay que transformar los temores en motivaciones / Getty Images

Hay que transformar los temores en motivaciones / Getty Images

No hay que permitir que el temor sea un factor al momento de tomar una decisión 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los temores son una de las causas más comunes de quedarse estancado en el mismo lugar en donde se está, tanto en el ámbito laboral como en el sentimental. El miedo al qué pasará nos aleja de aceptar los retos y oportunidades, necesarias para superarnos en la vida y desarrollarnos como personas.

A pesar de que es normal sentir temor, no hay que permitir que esto sea un factor al momento de tomar una decisión o que gobierne la forma como vivimos. Si dejamos que se salga de las manos, viviremos arrepentidas de todo lo que no hicimos gran parte del tiempo.

¿Por qué no debes dejar que tus miedos te repriman? Estas siete razones poderosas te lo explicarán y te ayudarán a transformar tus temores en motivaciones.

Son una excusa tonta: ¿Cuántas veces no te has atrevido a hacer algo porque te da miedo? La realidad es que tu temor no es a eso en particular sino a los futuros efectos que tus acciones podrían tener. Pero, si no lo intentas, nunca sabrás si realmente algo malo puede pasar haciendo que tu excusa quede sin efecto.

Hacen que dejemos pasar buenas oportunidades: Para cumplir nuestros objetivos en la vida, tenemos que salir a buscarlos aceptando todas las opciones que se nos presentan. Si dejamos que nuestros miedos sean un filtro al momento de elegir qué oportunidades tomar, es posible que se nos escapen varias de las manos.

Tienen un efecto físico negativo: El miedo no solo es algo mental sino también físico. Nuestro ritmo cardiaco aumenta, la temperatura corporal sube, empezamos a sudar y todo eso consume energía. Entonces, al final del día, no solo sentiremos agotamiento mental sino también estaremos cansadas por esas reacciones corporales.

Nos aleja de conocer nuevas personas: Uno de los miedos más comunes aparece cuando intentamos conocer nuevas personas. Le tememos al qué dirán de nosotros, pensamos muchas veces lo que vamos a comentar para no quedar como tontas, estamos preocupadas de cómo nos vemos, etc. Todo eso hace que no nos mostremos como somos realmente.

Encontrar a nuestra “media naranja” es más difícil: Para conocer chicos, lo primero que debemos hacer es superar nuestro miedo a presentarnos. Cuando alguien nos gusta, es mucho más difícil acercarse a él para entablar una conversación que si hablamos con una persona que no nos llama la atención. Si el miedo nos impide hacer ese primer contacto, la persona nunca sabrá lo que verdaderamente sentimos.

No nos permiten mejorar en la vida: Si queremos alcanzar nuestras metas, debemos atrevernos a luchar por conseguirlas pese a los temores que tengamos en el camino. Para aprender tenemos que equivocarnos y, por mucho miedo que tengamos de hacerlo, es la única manera en la que desarrollaremos habilidades para superarnos.

Nos hace arrepentirnos de todo: Lo peor del miedo es que va de la mano con el arrepentimiento de no habernos atrevido, de ver siempre el lado negativo e incluso de haber tenido miedo. Sentiremos que hemos fallado y eso nos va a entristecer, lo que demuestra que una decisión tomada por el miedo no solo nos afectará en ese momento sino también un buen tiempo después.