• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Siete motivos por los que amamos a Jennifer Lawrence

Jennifer Lawrence nominada a Mejor Actriz de Reparto (<i>American Hustle</i>) | Foto: Agencias

Jennifer Lawrence nominada a Mejor Actriz de Reparto (American Hustle) | Foto: Agencias

La actriz de Escándalo Americano aspira a ganar su segundo Oscar... y tiene muy buenas posibilidades de conseguirlo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde que la vimos por primera vez en pantalla, supimos que esa chica tenía todo para ser una del montón (era rubia, bonita, tenía buen cuerpo), pero que claramente no lo era. Porque si algo parece haber sabido Jennifer Lawrence al momento de encarar su corta pero fructífera carrera -¿vale recordar que apenas tiene 23 años?- es que es ella quien debe devorarse a Hollywood y no dejar que sea al revés.

A días de saber si conseguirá alzarse con su segundo Oscar -en este caso, a mejor actriz de reparto-, vale la pena repasar los motivos por los que Jennifer Lawrence nos resulta tan adorable delante y, fundamentalmente, detrás de cámara.

1 - Puede reírse de sí misma

Fue duro verla caer, es cierto, pero ella consiguió sortear el mal momento con mucho humor: durante la última entrega de los premios Oscar, la actriz cayó de rodillas mientras intentaba subir las escaleras en su escultural vestido de Dior. "Ustedes están de pie porque se sienten mal de que me haya caído y eso es realmente embarazoso, pero gracias", dijo emocionada, tras recibir el premio a mejor actriz por su trabajo en El lado luminoso de la vida . Algo parecido le había sucedido durante la ceremonia de los SAG Awards unas semanas antes, cuando terminó rasgándose la falda de su vestido mientras intentaba esquivar las sillas que la separaban del escenario.

Esa impericia corporal poco parece tener que ver con Katniss Everdeen, su personaje en la saga Los juegos del hambre , y ella lo reconoce. "Soy bastante torpe. Si tuviera que seguir un ciervo para cazarlo, no demoraría en percatarse de mi presencia. Me llevaría algo por delante o me caería", explicó en una entrevista.

2 - Dice lo que piensa

No es fácil encontrar en Hollywood a personalidades que se relajen al momento de sentarse frente a un periodista, que dejen que sus pensamientos fluyan libremente aún a costa de "meter la pata". Bueno, Jennifer es una de esas. Y si no lo creen, miren esta entrevista que le hizo David Letterman el año pasado.

3 - Fue construyendo un estilo propio

Rubia, morocha, con el pelo largo o corto, de cóctel o de gala, Jennifer sabe adaptarse a la situación y no le teme a los cambios. No será un camaleón pero casi siempre consigue estar a tono y robarse todas las miradas.

4 - Impuso el "photobombing" en la alfombra roja

Jennifer parece entender muy bien que no debe tomarse tan en serio, y ha hecho de su paso por la red carpet un espectáculo en sí mismo. Durante la entrada de los Golden Globes, por ejemplo, hizo "photobombing" -algo así como "bombardear" una foto o acaparar la atención con simpatía- mientras Taylor Swift era entrevistada en vivo.

En mayo, durante la gala del Museo de Arte Metropolitano de Nueva York, se atrevió a meterse con el ícono fashionista por excelencia de Hollywood: Sarah Jessica Parker. Mientras la actriz de Sex & the city lucía un barroco diseño de Giles Deacon que incluía un casco tipo mohicano, Jennifer ensayó un paso de comedia detrás de ella que arrancó carcajadas entre los fotógrafos. ¡A desacralizar se ha dicho!

5 - Resistió el acoso de Jack Nicholson

Tras la entrega de los Oscar 2013, mientras era entrevistada por un canal de televisión, Jennifer "sufrió" los simpáticos embates de Jack Nicholson, un hombre que puede haber perdido el pelo pero no las mañas. El "chichoneo" quedó registrado por la cámara, y el video rápidamente se viralizó por las redes sociales.

Desde que la vimos por primera vez en pantalla, supimos que esa chica tenía todo para ser una del montón (era rubia, bonita, tenía buen cuerpo), pero que claramente no lo era. Porque si algo parece haber sabido Jennifer Lawrence al momento de encarar su corta pero fructífera carrera -¿vale recordar que apenas tiene 23 años?- es que es ella quien debe devorarse a Hollywood y no dejar que sea al revés.

A días de saber si conseguirá alzarse con su segundo Oscar -en este caso, a mejor actriz de reparto-, vale la pena repasar los motivos por los que Jennifer Lawrence nos resulta tan adorable delante y, fundamentalmente, detrás de cámara.

6 - Le puso los puntos a Joan Rivers

Adoramos los comentarios incisivos y lacerantes de la reina del Fashion Police televisivo, pero muchas veces Joan Rivers ha sobrepasado la línea del buen gusto sin medir las consecuencias de lo que dice. En ese sentido, Jennifer fue una de las pocas celebridades que se atrevió a enfrentarla al sentenciar que ese programa transmitía "valores erróneos". Claro que Rivers no se quedó callada y no demoró en tildarla de "arrogante". Entonces, ella volvió sobre el tema: "¿Por qué resulta gracioso humillar a la gente? Lo entiendo, yo lo hago, todos lo hacemos. Pero los medios de comunicación deberían hacerse responsables de los efectos que tienen en las generaciones más jóvenes, en las chicas que miran esos shows televisivos que les dicen cómo hablar y cómo ser geniales. Y la palabra 'gorda'... Creo que debería ser ilegal llamar a alguien 'gorda' en televisión".

7 - Sabe como "robarse" una película

Finalmente, y no menos importante, es el talento que porta Jennifer. Tanto, que Hollywood debería agregar su nombre a la máxima "nunca actúes con niños ni animales porque se llevarán toda la atención". Basta verla en el rol de Rosalyn, en Escándalo americano, para comprender aquello de que no existen papeles pequeños... Perdón, Amy Adams, pero la cámara también ama a Jennifer Lawrence por sobre el resto de los mortales.