• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Cuál es la mejor dieta?

Las frutas y vegetales no deben comerse solos, y pueden cocinarse en platos como sopas, cocidos o pastas | BBC

Las frutas y vegetales no deben comerse solos, y pueden cocinarse en platos como sopas, cocidos o pastas | BBC

Especialistas recomiendan no restringir ningún nutriente y apostar a lo poco procesado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una alimentación adecuada puede aumentar la esperanza de vida y disminuir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas. El problema es elegir entre las distintas dietas de moda. ¿Conviene dejar fuera las carnes y apegarse al veganismo? ¿Hay que preferir una dieta baja en carbohidratos o seguir la paleolítica (basada en cómo habría sido la alimentación en la prehistoria, es decir, evitando los alimentos procesados y lácteos y, en cambio, preferir vegetales, frutas, huevos y carnes magras)? ¿O quizás seguir la famosa dieta mediterránea o una baja en índices glicémicos?

Para llegar a una conclusión, el doctor David Katz, del Centro de Investigación y Prevención de la Universidad de Yale, y su colega Stephanie Meller escribieron un largo análisis en la revista científica Annuals Reviews.

Para la publicación, Katz y Meller analizaron diversos estilos de alimentación, describiendo sus cualidades para la salud. Así, por ejemplo, afirman que la dieta vegetariana se asocia a una menor posibilidad de cáncer y problemas cardíacos, o que la DASH (rica en verduras, legumbres, pescados, y con énfasis en los productos lácteos descremados) es útil para combatir la hipertensión.

Sin embargo, según los investigadores, no es posible saber cuál es la dieta más saludable. Además, sostienen, hay varias similitudes entre ellas, aunque sus distintos creadores traten de diferenciarlas.

De hecho, los elementos comunes de estos tipos de alimentación son los que las vuelven beneficiosas. "Todas tienen en común una baja cantidad de azúcares refinados y de alimentos procesados, limitada cantidad de algunas grasas, énfasis en alimentos vegetales integrales, con o sin adición de carnes magras", sostienen en el artículo. "Debemos comer alimentos sanos, sobre todo plantas, incluyendo verduras, frutas, porotos, lentejas, nueces y granos enteros. Después de eso, puede agregar o quitar otros alimentos y terminar siguiendo algunas de estas dietas, todas las cuales son mucho mejores que las que come la mayoría de las personas en los países desarrollados hoy en día", sostiene Katz.

El médico está "particularmente en contra de dietas basadas en comida rápida o en una alimentación rica en grasas o carnes procesadas. "La típica dieta americana no la recomendaría".

Giselle Muñoz, nutricionista, concuerda con Katz. "Normalmente estas dietas (como la mediterránea o la baja en carbohidratos) se caracterizan por ser regímenes fraccionados y bajos en índices glicémicos, lo que siempre es recomendado". Sin embargo, recuerda que es necesario ajustar la dieta al estilo de vida de cada persona, según la cantidad de ejercicio que practica y sus requerimientos nutricionales, por lo que consultar a un equipo interdisciplinario es clave.

Frutas y verduras por siete

Comer siete porciones o más de frutas y verduras por día puede salvar vidas y definitivamente prolonga la buena salud en las personas, de acuerdo a un estudio de científicos británicos difundido esta semana.

La investigación de expertos del University College London (UCL), que estudió los casos de 65.226 hombres y mujeres, concluyó que cuanto mayor es la proporción de frutas y verduras consumidas, menor la posibilidad de morir en cualquier edad. Los científicos indicaron que comer al menos siete porciones de frutas y verduras al día reduce drásticamente los índices de cáncer y problemas cardíacos en las personas.

Para el reporte científico, los expertos estudiaron datos del Informe Nacional de Salud, que acumula cada año información dietaria y de estilos de vida de la población de Inglaterra a partir de cuestionarios realizados por médicos y enfermeras.

La investigación reveló que el riesgo a una muerte prematura a partir de cualquier causa decreció cuando el consumo de frutas y verduras de una persona fue mayor. El riesgo de muerte por cualquier causa durante ese período se redujo en un 14% al comer una a tres porciones de frutas y verduras al día; 29% entre tres y cinco porciones al día; 36% entre cinco y siete porciones; y un 42% entre siete y más (hasta diez porciones) de esos alimentos durante la jornada.