• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

A la mayoría de los usuarios se les dificulta manejar dispositivos inteligentes

El rol de la tecnología de vestir en esta encuesta es peculiar. Si bien todavía se la advierte como poco madura, tanto en cantidad, calidad y ventas de dispositivos, representa un gran foco de atracción para los consumidores | Foto: La Nación

El rol de la tecnología de vestir en esta encuesta es peculiar. Si bien todavía se la advierte como poco madura, tanto en cantidad, calidad y ventas de dispositivos, representa un gran foco de atracción para los consumidores | Foto: La Nación

El 22% asegura no saber configurarlos correctamente, mientras que el 33% dice que la clave para elegir un teléfono inteligente es su facilidad de uso, según un estudio de Accenture

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde siempre la tecnología se presentó a los consumidores como un medio para hacer más simple y confortable su vida cotidiana. Y todos los años se encuentran cada vez más artículos "inteligentes", desde teléfonos hasta lavarropas, pasando por termostatos, autos que se manejan solos o drones. Sin embargo no todo parece ser color de rosa. Según una encuesta realizada por la consultora Accenture, el 83% de los usuarios aseguró tener problemas para utilizar este tipo de dispositivos.

Lo que para unos puede ser intuitivo y simple, para la gran mayoría parece ser algo inescrutable. El 24% de los encuestados aseguró que le resulta muy complicado utilizar correctamente este tipo de dispositivos (desde un celular hasta un reloj inteligente o una pulsera deportiva), mientras que el 22% dice ni siquiera poder configurarlos correctamente.

Por esto es que para el 33% de los usuarios, la principal característica que decide la compra de un dispositivo tecnológico es que sea de fácil uso. Al momento de elegir un nuevo gadget sólo el 29% se fija primero en las características o funcionalidades del equipo, mientras que el 28% busca sólo dispositivos fabricados por marcas confiables.

El informe de Accenture, llamado "Cómo Involucrar al Consumidor Digital en el Nuevo Mundo Conectado" [PDF, en inglés], hace hincapié en que este es uno de los principales desafíos de la industria. Para hacer que un dispositivo sea popular resulta necesario que los primeros usuarios tengan rápidamente una buena experiencia, ya que el boca en boca juega un rol importante en la formación de opinión y en la decisión de compra.

EN TRANSICIÓN

Otra de las conclusiones que destaca este informe son las expectativas sobre el mercado de dispositivos inteligentes. Desde la consolidación de los smartphones, han surgido múltiples categorías de productos tecnológicos: tabletas, relojes, bandas deportivas, anteojos, televisores. Y si bien todas siguen expandiéndose, las perspectivas para el próximo año es una leve desaceleración en las ventas en casi todos los rubros.

La encuesta devela que, si bien la tendencia demuestra que en 2015 los consumidores destinarán en dispositivos tecnológicos la misma cantidad de dinero que en 2014, el 20% de los encuestados planea reducir su gasto en tecnología.

Por otro lado, si bien los rubros líderes dentro de la categoría siguen siendo los teléfonos celulares, las tabletas y los televisores HD, se espera una leve caída en las ventas para el 2015. El 54% de los encuestados aseguró que este año planea comprar un teléfono inteligente nuevo, contra un 57% del 2014. Las perspectivas para las tabletas cayó del 44% al 38%, mientras que para los televisores de alta definición la caída fue de ocho puntos, al 36%.

El rol de la tecnología de vestir en esta encuesta es peculiar. Si bien todavía se la advierte como poco madura, tanto en cantidad, calidad y ventas de dispositivos, representa un gran foco de atracción para los consumidores. Lo mismo sucede con el hogar inteligente (cámaras de seguridad o termostatos de control remoto) o los autos equipados con sistemas de entretenimiento multimedia.

En el año que recién comienza, estos tres rubros muestran tibias intenciones de compra por parte de los consumidores. Sin embargo, la encuesta arroja que en los próximos cinco años, estas categorías crecerán dramáticamente. Si bien sólo 12% planea comprar un reloj inteligente o una banda deportiva durante 2015, más del 40% de los entrevistados aseguró que comprará alguno de estos dispositivos en algún momento dentro de los próximos cinco años.