• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Ocho claves para manejar el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo

Foto: Getty Images

Foto: Getty Images

Controlar la respiración, asentir con la cabeza y realizar gestos con las manos son algunas de las estrategias para salir bien parado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una entrevista de trabajo siempre trataremos de hacer lo mejor posible y dejar una grata impresión frente al empleador. El aspirante debe tratar siempre de sentirse seguro de sí mismo y pensar muy bien las cosas antes de decirlas.

A pesar de todo lo que hablamos, el lenguaje corporal juega un rol muy importante en la entrevista. La web de Mashable nos ofrece algunos consejos para manejarlo mejor.

1. Siéntate en la silla lo más atrás posible: Trata de sentarte en la parte de atrás de la silla, pues así demostrarás seguridad y confianza frente a la persona que te está entrevistando. Transmite firmeza y siempre ten los hombros arriba.

2. No hagas contacto visual directo: Se recomienda no mirar a la persona directamente a los ojos pues parecerá que la estás retando. Trata de que tu mirada vaya recorriendo diferentes partes de la cara del empleador.

3. Realiza gestos con las manos: Se aconseja siempre ir moviendo las manos mientras hablas, pues el hecho de esconderlas transmite nerviosismo, ansiedad y desconfianza.

4. Muestras las palmas: Cuando las palmas de tus manos están hacia arriba es una muestra de compromiso y honestidad. Complementarlo con una sonrisa hará que te muestres energético y positivo.

5. Pon siempre los pies en el suelo: Mostrarás seguridad. En el caso de las mujeres, se recomienda no cruzar las piernas a la altura de las rodillas, sino de los tobillos. Así podrás cambiar de posición sin ser tan evidente.

6. Camina bien: Las personas que te entrevistan sacan conclusiones tuyas apenas ingresas a un lugar. Camina con la espalda recta, con una sonrisa y dirigiéndote constantemente hacia donde esté el empleador.

7. Controla tu respiración: Es recomendable siempre realizar diez respiraciones profundas antes de ingresar a tu entrevista, pues esto reduce nuestra frecuencia cardíaca y nuestro estrés. Dentro de la entrevista, trata de inhalar mientras el entrevistador realiza una pregunta y exhala al momento de responder.

8. Asiente con la cabeza: Mientras el entrevistador te habla, trata de asentir con la cabeza todo lo que te diga. Expresarás atención y conocimiento del tema en cuestión.