• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La macabra historia de la mujer que asesinó a sus seis bebés

Megan Huntsman escondió los cadáveres de sus bebés durante 10 años/ AP

Megan Huntsman escondió los cadáveres de sus bebés durante 10 años/ AP

Megan Huntsman dijo que no podía cuidar a los recién nacidos porque era adicta a las metanfetaminas. Nunca saldrá de prisión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una mujer en Utah, EE UU,  fue sentenciada el lunes a una pena máxima de prisión perpetua después de que se declarara culpable de haber matado a seis de sus recién nacidos y de esconder los cadáveres en su cochera.

Un juez impuso la pena máxima de cárcel a Megan Huntsman, quien tiene 40 años de edad.

La mujer, de la localidad de Pleasant Grove, dijo a la policía que era muy adicta a las metanfetaminas como para cuidar a más niñosdurante la década en que fueron asesinados los recién nacidos. En febrero se declaró culpable de seis cargos de homicidio.

La policía señaló que ella ocultó sus embarazos, dio a luz en su casa y sofocó y estranguló a los niños con sus propias manos minutos después de su nacimiento. Ella mató seis bebés, y se determinó que un séptimo cuerpo que fue hallado en su cochera era de un mortinato.

La policía encontró los cadáveres envueltos en ropa, en bolsas de plástico y dentro de cajas. Ella con el tiempo se mudó de la casa y dejó los restos en descomposición. Pensó en mover los cuerpos del lugar, pero dijo que no pudo pensar en una manera de hacerlo sin ser atrapada.

Sigue sin estar claro cómo ocultó Huntsman a familiares y amigos los embarazos, nacimientos y asesinatos.

"Estos fueron asesinatos muy fríos y calculados", dijo el fiscal Jeff Buhman. "Ella fue una mujer notable, inconcebible e increíblemente indiferente e insensible".

Familiares sollozaron en la corte mientras el detective Dan Beckstrom de la policía de Pleasant Grove hablaba sobre los asesinatos.

Señaló que el primer cadáver fue descubierto por una de las hijas de la pareja cuando limpiaba la cochera con su padre, Darren West, poco después de que él terminara una condena de ocho años en una prisión federal por cargos relacionados con metanfetamina en abril del 2014. Él vivió con Huntsman durante la década en que fueron asesinados los bebés, pero la policía ha dicho que no lo están investigando por esas muertes.

Huntsman tiene tres hijos y decidió no matar a uno de ellos porque la gente se percató de su embarazo, dijo Buhman.