• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cinco lugares para sentirse cerca de Shakespeare

El castillo de Kronborg, ubicado en Dinamarca, es el lugar donde transcurre la obra Hamlet / Foto Wikipedia

El castillo de Kronborg, ubicado en Dinamarca, es el lugar donde transcurre la obra Hamlet / Foto Wikipedia

A días de cumplirse 400 años de su muerte, les mostramos un recorrido por los lugares que inspiraron al dramaturgo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque la historia británica registra que la muerte de William Shakespeare ocurrió el 23 de abril de 1616, en realidad para el calendario adoptado en el resto de Europa, el deceso tuvo lugar el 3 de mayo. Pero bueno siendo así, los fanáticos de la literatura inglesa conmemoran la muerte del Bardo desde finales de abril justamente hasta los primeros días de mayo. Esta vez la fiesta coincide con los 400 años de la muerte del literato inglés, por lo que las celebraciones se prolongarán hasta el verano.

En esa onda shakesperiana, existen lugares que permiten a los viajeros acercarse más a esos escenarios que aparecen en sus obras.

Castillos, casas medievales, bosques y hasta bares, todos tienen un pedacito de Shakespeare en su esencia. Tal vez los dramas escritos por el inglés sean ficticios, pero no se puede negar lo mucho que estos sitios lo inspiraron a él.

A continuación cinco lugares definitivamente shakesperianos

1. El balcón de Julieta. Aunque la historia de amor más famosa del mundo es ficticia, en Verona hay lugares que la recuerdan. Uno de ellos es la Casa de Julieta, un palacio medieval donde hay un balcón muy similar al que, según la historia, sería desde donde Romeo y Julieta se confiesan su amor. La tradición es pegar notas románticas en la pared para atraer la buena suerte.

2. El castillo de Kronborg. Ubicado en Dinamarca, es el lugar donde transcurre la obra Hamlet. En la historia, el castillo cambia de nombre a Elsinore y hoy es posible visitar algunas de sus habitaciones interiores. Fue construido en 1585 y fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 2000.

3. La piedra de Londres.  El origen de este pedazo de piedra caliza en Cannon Street es un misterio, pero se cree que se remonta a la época de la ocupación romana de la ciudad. En la obra Enrique VI, el nombre de esta piedra es mencionado como un símbolo de poder y está relacionado con la dramatización de la rebelión de Jack Cade. Hoy puede verse desde la calle a través de una reja.

4. El castillo de Pontefract. Actualmente se pueden visitar solo las ruinas de este castillo en la ciudad de Pontefract en West Yorkshire. Su nombre es mencionado en la obra Ricardo III, la última que gira alrededor de la historia de Inglaterra, y es donde fue encarcelado el rey Ricardo II según la historia contada por el personaje de Lord Rivers.

5. El bar Boar’s Head Inn. Falstaff es uno de los personajes más famosos creados por Shakespeare y aparece en tres de sus obras. El hombre, un caballero cobarde y vanidoso, suele pasar su tiempo en el bar Boar’s Head Inn, un local inspirado en uno que existió realmente y que fue destruido en un incendio. El edificio fue reconstruido y, para honrar la taberna, se colocaron detalles como una cabeza de jabalí (boar en inglés) sobre su puerta principal.