• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

“La lucha es por la democracia”

Miguel henrique Otero explica que el diario sigue la misma línea editorial a pesar de las amenazas

La lucha de Miguel Henrique Otero recibió el respaldo de diversos periódicos de la región | El Comercio de Perú

La negativa del gobierno de Nicolás Maduro para autorizar la importación de papel destinada a “El Nacional” desde mayo del año pasado no ha mellado la férrea pelea de este diario por recuperar la democracia en Venezuela.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

Venezuela vive unos tiempos terribles para la libertad de prensa, pero la lucha diaria que nosotros vivimos desde El Nacional es solo un árbol de todo el bosque, el bosque es recuperar Venezuela. La verdadera lucha es la recuperación de la democracia. Debemos seguir luchando por nuestro país y por los derechos humanos. Todo lo que está sucediendo en Venezuela ya está dando la vuelta al mundo y nosotros seguiremos en esta lucha.

Ahora nos enfrentamos a un régimen que ya tiene 16 años y tiene como objetivo estratégico la hegemonía de las comunicaciones: una sola voz, una sola versión. Esa estrategia ha estado arcada por una serie de políticas que el Estado ha diseñado. Nos enfrentamos todos los días a la agresión física a los periodistas, la elaboración de leyes que restringen nuestra labor, se utiliza a los tribunales para desprestigiar y difamar a los periodistas independientes.

Cada uno de estos escollos los hemos ido soportando y evitándolos, pero ahora el Estado encontró que para presionar a la prensa escrita puede impedirnos la importación de papel. Todo ello configura un sistema que limita a la prensa libre, la va cercando cada día más. Se ha limitado el espacio para expresarse o para informar correctamente lo que está pasando.

A nosotros no nos dan la autorización para importar papel desde mayo del año pasado, por lo que  hemos ido viviendo con el stock que teníamos. Llegó un momento en el que empezamos a tomar  medidas drásticas en relación con la producción del periódico, eliminamos suplementos, recortamos paginación.

Hoy en día somos un periódico con un solo cuerpo de 8 páginas de lunes a sábado y dos cuerpos los domingos. Nuestra circulación es muy controlada. Esta situación motivó la solidaridad internacional y gracias a una iniciativa inicial de la Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios) nos llegó un primer cargamento que nos permitió aumentar la producción 15 días más. A partir de dicha iniciativa otros periódicos se han solidarizado y están  dispuestos a enviarnos papel para que podamos subsistir. Estas soluciones son temporales. Nada justifica este mecanismo discriminatorio contra el periodismo independiente.

Estas son las argucias de un régimen autoritario y populista que no atenta solo contra la libertad de expresión, sino contra la propiedad privada. Este es un régimen que se está pareciendo cada día más a una dictadura tradicional. No existe una independencia de los poderes públicos, todos están secuestrados por el Ejecutivo.

No hay manera de que la sociedad pueda defenderse porque no hay instancias donde hacerlo. Por ello la población salió a las calles para defender su derecho de participar en las decisiones del Estado. El pueblo venezolano empieza a protestar y el régimen está asustado porque la gente en las calles deslegitima su poder.

En Latinoamérica, donde la democracia sufrió y sufre altibajos, que existan instituciones como El Nacional o El Comercio –que celebra 175 años–que puedan mantenerse por encima de esos momentos oscuros es uno de los pilares de la democracia.

En El Nacional somos una familia de combate y yo tengo de ejemplo a mi abuelo y a mi padre. Nuestro diario está acostumbrado a sortear dictaduras. La lucha es mi legado familiar desde 1943, año en el que nació el periódico.