• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cómo lograr que tus hijos te escuchen

Los padres no solo confrontan este problemas con los pequeños, ya que cuando llega la adolescencia suelen aumentar las confrontaciones | Foto: Thinkstock

Los padres no solo confrontan este problemas con los pequeños, ya que cuando llega la adolescencia suelen aumentar las confrontaciones | Foto: Thinkstock

Tus acciones determinarán tu felicidad o frustración

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Según un artículo escrito por el doctor Jim Fay, experto en temas de infancia, es posible enseñar a los hijos a que pongan atención cuando se les dice algo; sin embargo, también puede darse el caso de que los propios padres entrenen a sus hijos para que ellos les ignoren.

"Criar hijos que escuchan a las personas adultas es una fuente de felicidad. Criar uno que no lo logra es una fuente constante de frustración y tormento", indica Fay.

El especialista añade que las acciones pueden conseguir que los niños te escuchen o que no lo hagan. 

Cómo lograrlo

Según Jim Fay, son muchos los niños de esa edad que escuchan a sus mayores y cumplen con sus pedidos. "Enseñar a los niños a escuchar no es algo del otro mundo, no es complicado" explica. A continuación, algunas sugerencias que pueden ser de mucha ayuda en situaciones similares.

1. Comprometerse a no repetir lo mismo una y otra vez. Una orden o una petición debe ser firme para que no haya necesidad de hacer una reiteración.

2. Conversar con los niños sobre las situaciones que no son apropiadas en público. Por ejemplo, antes de salir de paseo explicarle qué tipo de lugar visitarán y el comportamiento que se espera que tengan en estos espacios. El diálogo cordial es fundamental.

3. Estar preparados para actuar en caso de que los niños no escuchen. Un niño desobediente tiene un temperamento fuerte y, por lo general, trata de ser el centro de la atención. No discuta con él ni caiga en sus provocaciones; tampoco trate de razonar con él. Sea firme en su petición, sus gestos deben acompañar a su voz. Use una frase como: "No voy a repetirlo".

4. Es necesario conseguir que los hijos comprendan lo incómoda que puede ser una situación dada para los adultos cuando los niños no respetan su presencia debidamente.

5. Estar pendientes de cómo actúan otros niños cuando están en un lugar público y hacer que se den cuenta de los malos comportamientos para que no los emulen.