• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Está llegando el fin de Nintendo?

<i>Nintendo</i> fue la consola más exitosa en su momento en todo el mundo. Vendió 60 millones de unidades desde su aparición | Foto: Archivo

Nintendo fue la consola más exitosa en su momento en todo el mundo. Vendió 60 millones de unidades desde su aparición | Foto: Archivo

En los 90  lideraba el universo de las consolas. Ahora lucha por recobrar fuerzas y mantenerse vivo frente a la competencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varias empresas que solían ocupar un trono en el 'olimpo' de la tecnología ahora luchan para recobrar sus fuerzas. Una de ellas es Nintendo, la japonesa que alguna vez, en 1992, llegó a acaparar más del 90 por ciento del mercado de videojuegos en Japón y el 70 por ciento en Estados Unidos, según la publicación Seeking Alpha.

En una década, la industria de los videojuegos se transformó. En el año 2000, Nintendo vendía 100 millones de Game Boy, la PlayStation 2 se presentaba en abril junto con Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty (Hijos de la libertad), se empezaba a hablar de la consola de Microsoft, la Xbox, Halo aún era un título para PC y se veían los primeros bosquejos de la GameCube, que se lanzó un año después. Para ese entonces, Game Boy se llevaba el 24,6 por ciento del mercado en Japón, el popular Nintendo 64, el 15,3 por ciento y la Playstation One, el 40,8 por ciento.

Durante los primeros años de este siglo, Nintendo y Sony se batieron a duelo por el primer lugar en el universo de las consolas, con cuotas de mercado similares. A finales de 2004 apareció en escena la Nintendo DS, sucesora de la Game Boy Advance, y la balanza empezó a inclinarse a favor de los creadores de Mario Bros. La DS se ubica como la segunda consola más vendida de la historia, con 154 millones de unidades, apenas 3 millones de unidades por detrás de la PlayStation 2, según VGCharts.

Los años de gloria para Nintendo continuarían en 2006, con el lanzamiento de la Wii, una consola cuyo concepto, basado en controles con sensores de movimiento, barrió en el mercado. En la actualidad, se han vendido 100 millones de unidades. Para 2009, el 50 por ciento de las ventas globales en el rubro de hardware para videojuegos se lo llevaba Nintendo, mientras la otra mitad se la repartían Xbox y PlayStation.No obstante, desde 2010, Nintendo empezó a decaer, tal como les ha ocurrido a otras marcas emblemáticas de la industria como Nokia y BlackBerry. Ya en 2012, La Wii reportaba 1,6 millones de unidades vendidas, contra 2,6 millones de la Xbox 360 y 3,2 millones de la PlayStation 3. El barco se ha mantenido a flote gracias a la división de portátiles, en donde la Nintendo 3DS vendía 3,5 millones de unidades ese año.

En 2013, la Wii apenas vendió 1,2 millones de unidades (55% menos que el año anterior) y la Wii U –un concepto tan diferente que pocos consumidores entendieron que se trataba de una nueva consola- 1,1 millones. La PS3 se llevó el primer lugar el año pasado, con 5,2 millones de unidades, seguida de la Xbox 360 con 3,5 millones.

Nintendo reportó pérdidas de 628 millones de dólares en 2011. Por primera vez en su historia, desde su creación en 1889, cuando empezó como fabricante de juegos de cartas, la nipona mostró un balance negativo. La mala racha siguió el año pasado, cuando anunciaron pérdidas operativas de 366 millones de dólares en 2012 y acaban de declarar un  detrimento financiero de 229 millones de dólares en 2013.

¿Tres años de malos resultados son suficientes para acabar con un coloso como Nintendo? Aún es pronto para sepultar a una compañía que durante su historia ha vendido alrededor de 635 millones de consolas y 2.800 millones de videojuegos, según Statics Brain.

De acuerdo con la versión británica de la revista Nintendo Gamer Magazine, la empresa liderada por Satoru Iwata ha ahorrado suficiente dinero (10.500 mil millones de dólares) para permitirse pérdidas de 257 millones de dólares anuales por 38 años consecutivos.

Aunque se encuentran lejos de la bancarrota definitiva, sí enfrentan un gran desafío: el de adaptarse a una generación de jugadores que privilegian otro tipo de equipos como medios de entretenimiento (como lo son teléfonos inteligentes y tabletas) y donde los competidores se han fortalecido con videojuegos tan costosos y complejos como las producciones de Hollywood (crear Grand Theft Auto V costó 300 millones de dólares, por ejemplo), aderezados por robustos ecosistemas de juego en línea y equipos con sensores de movimiento como Move, de Sony, y Kinect de Microsoft.

Algunos fatalistas, como Yoichi Wada, presidente de la firma Square Enix, han augurado el fin de las consolas en diez años.Otros, como la firma tecnológica Ericsson, prevén que este tipo de dispositivos de entretenimiento continuarán con vida. Diana Moya, directora de Ericsson ConsumerLab para Latinoamérica al respecto le dijo a EL TIEMPO: "las consolas van a seguir siendo muy relevantes; facilitan una gran experiencia de juego. Se esperan desarrollos en los sistemas de mando o control para mejorar la experiencia, pero no dejarán de existir".

"La inversión en las nuevas plataformas, como tabletas y teléfonos inteligentes, va en aumento, pero son diferentes a las consolas. Tal vez se mermará la venta de equipos portátiles, pero las de sobremesa seguirán", dijo Joel Breton, CEO de 505games.com hace unos meses.

Ahora se vislumbra una nueva generación enfocada en realidad virtual. ¿Podrá Nintendo seguirle el paso o sucumbirá ante el raudo e implacable andar de la industria?