• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

7 lecciones para sobrevivir a una infidelidad, por Beyoncé

Beyoncé lanzó "Lemonade"/Foto. EMOL

Beyoncé lanzó "Lemonade"/Foto. EMOL

Lemonade, el más reciente álbum de Beyoncé, es un recorrido por una crisis en su matrimonio con Jay Z

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Beyoncé sabe cómo mantener su trono. No por nada la llamamos Queen B. Este último sábado, mediante una especie de documental de una hora en HBO, Beyonce lanzó su más reciente álbum; Lemonade. Doce videos para doce canciones que nos permiten acompañar a la cantante en su proceso para asimilar la infidelidad de su esposo Jay Z.

Ya otras artistas nos han hecho cantar con ellas sobre la rabia, el dolor y el despecho ante una traición. Beyoncé va más allá. Beyoncé nos hará memorizar letras sobre el perdón, la redención y la importancia de avanzar. Aunque siempre la vemos inalcanzable y poderosa en el escenario, con Lemonade la artista nos demuestra que su lado más fuerte es la de la mujer sin fama, la mujer real. Una mujer más.

Aquí siete lecciones que nos deja una de las mujeres más poderosas del momento.

1. Beyoncé, en lugar de atacar a la otra mujer, le pide respuestas a quién tiene un compromiso con ella. Claro que Queen B enfrenta en sus canciones a cualquier intrusa en su matrimonio pero no se gasta con insultos y estrofas para humillarla. Más bien es a su esposo, quien prometió quererla y respetarla siempre, a quien le pide cuentas. “Qué manera tan retorcida de tratar a la mujer que te ama” o “Puedo saborear tu deshonestidad, está en todo tu aliento” son un par de estrofas en las que sin miedo Beyoncé desmiente a Jay Z.

2. Beyoncé no teme mostrar su dolor. En sus doce videos musicales Beyoncé rompe ventanas, salta de edificios, lanza golpes a la cámara pero también llora sin parar en imágenes en blanco y negro. Sola u observando a Blue Ivy, su hija con Jay Z. Cuando en una de sus canciones dice “Observo mi reloj, él ya debería estar en casa” queda claro que la poderosa cantante no se siente débil por darle un espacio al dolor, la inseguridad y la incertidumbre.

3. Pero Beyoncé sigue siendo la jefa. Después de asimilar la noticia de la infidelidad, Beyoncé más fiel que nunca a su alter ego, Sasha Fierce, sale a cantarle a Jay Z sus verdades. Solo este ícono del pop podría responderle a su esposo infiel así: “Mis chicas y yo levantando nuestros vasos de D’ussé // No me importa más // Ya fue suficiente”. D’ussé es la marca de coñac de Jay Z. ¡Salud!

4. Beyoncé procesa su crisis y aumenta su empatía. Llega un momento en Lemonade donde la cantante parece hacer un flashback al matrimonio de sus padres. Aparecen imágenes de un hogar complicado, de sobresalto en sobresalto, hasta las manos de su padre alrededor del cuello de su madre. Después, en símbolo del perdón, Beyoncé y Blue Ivy aparecen al lado del padre de la cantante.

5. Beyoncé decide perdonar la traición, mostrándose más fuerte que nunca. Después de botar toda la rabia y frustración que la infidelidad le provocó, la cantante toma una decisión: perdonar a su esposo. Y eso no es lo mismo a la resignación. Con imágenes de ella y Jay Z haciéndose tatuajes que combinan en los dedos y él acariciándola con cuidado, Beyoncé canta: “Mi torturador se ha convertido en mi remedio así que ambos sanaremos”.

6. Aunque no concluya en divorcio, el álbum de Beyoncé es un himno a la independencia. “Quédate con tu dinero que yo tengo el mío”, “Consigo una sonrisa más grande en mi rostro cuando estoy sola”, con estrofas así Beyoncé no deja lugar a dudas: ella elige continuar con Jay z porque así lo quiere, no por necesidad. Una mujer independiente que aún quiere jugar en equipo.

7. Beyoncé atraviesa una crisis matrimonial sin olvidar el resto de su vida. Lemonade como producto final es prueba de esto. Críticos de música, artistas y fans ya empezaron a soltar el sin fin de cumplidos al álbum hasta llamarlo “pieza de arte”. Beyoncé canalizó su energía y se obligó a ordenar el caos en uno de sus trabajos más arriesgados. Además, ¿qué otra celebridad ha manejado con tanta inteligencia una infidelidad? La diva le quitó comidilla a los paparazzi.