• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

12 lecciones para aprender de los perros

Una cola meneándose o un recibimiento efusivo al llegar a casa son alguna de sus señas de afecto | Foto: El Nuevo Día

Una cola meneándose o un recibimiento efusivo al llegar a casa son alguna de sus señas de afecto | Foto: El Nuevo Día

Aplicalas para el nuevo año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Año nuevo, metas nuevas. Los deseos de hacer este año uno mejor a menudo pierden ímpetu con el paso del tiempo.

Sin embargo, para los perros, cada día es un nuevo principio, con una emoción enorme de levantarse y salir de la cama para recibir todo lo que esta oportunidad ofrece.

Hay mucho que aprender de los perros y este es un perfecto momento para adoptar algunas de sus filosofías de vida.

1. ¡Vive el momento!. El establecer metas es un concepto humano, pero los perros se aman a ellos mismos meramente por quienes son, en el momento, sin límites. Trabaja hacia convertirte en la persona que tu perro cree que eres.

2. Deja el pasado atrás. Los perros tienen la habilidad de no guardar rencor, perdonar y recibir la nueva vida con los brazos abiertos, sin importar lo que han vivido en el pasado. Hazlo tú también.

3. Evita los peligros. Si un perro se siente incómodo alrededor de alguien, es por algo. Hay personas que no merecen la compañía de un perro y toda persona que añade decepción, rabia, o dolor a tu vida, debes mantenerla a distancia.

4. Sé agradecido. ¡Es tan poco lo que se necesita para hacer a un perro feliz! Los perros viven una vida de gratitud, para ellos todo se trata sobre la emoción del momento.

5. Déjale saber a tus queridos que son queridos. Una cola meneándose o un recibimiento efusivo al llegar a casa son alguna de sus señas de afecto. Ellos dejan saber constantemente cuánto les import su amo. Haz lo mismo con tus seres queridos.

6. Descubre nuevas aventuras. Algunos están tan ofuscados en el día a día que a veces no ven las pequeñas maravillas que los rodean. Los perros olfatean todo lo que cruza su camino. ¡Todo vale la pena investigarlo!

7. Es mejor dejar enterrados algunos "huesos". Los perros entierran un hueso y puede que nunca lo vuelvan a buscar. Lo guardan para un día malo, para protegerlo o lo entierran para que nadie lo encuentre. Aplica la misma filosofía a tu vida; decide qué es importante y deja algunos huesos quietos.

8. Sé amigable. A veces tu perro menea su cola ante un extraño y quiere presentarse. Tal vez hay alguien que quieras conocer, pues ¡hazlo! Deja que tu perro sea el que salude, rompe el hielo.

9. Con la cabeza en alto. Debes estar orgulloso de quien eres. No cambies quien tú eres por complacer a nadie, sé honesto contigo mismo y serás feliz.

10. Sé educado. Los perros saben que el buen comportamiento es recompensado. Sé amable, el mal comportamiento no es bueno para nadie.

11. Ladra sin razón. Algunas veces los perros ladran y no tienes idea del porqué. La próxima vez que sientas el deseo de dar un grito de alegría, hazlo. La vida es corta.

12. Deja tu marca. Cuando un perro quiere ser recordado, marca su territorio. ¿Cuál será tu legado? No olvides marcar tu lugar en la vida para lo cual tal vez tengas que salir de tu área de confort.