• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La insólita pelea entre Samsung y LG por el supuesto daño a unas lavadoras

Foto: El Mercurio

Foto: El Mercurio

Samsung acusa a ejecutivos de LG de la destrucción de unas lavadoras en una tienda en Berlín, generando una investigación policial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Samsung y LG, las dos principales firmas de tecnología de Corea del Sur, tienen una historia larga de enemistad, pero su última pelea ha desatado una ola de burlas de la opinión pública.

La disputa comenzó en septiembre, cuando Samsung acusó a ejecutivos de LG de daños contra sus lavadoras en dos tiendas en Berlín.

En un comunicado emitido el 14 de septiembre, Samsung dijo que pidió a la oficina de la fiscalía del distrito central de Seúl que investigara a empleados de LG que dijo fueron vistos destruyendo lavadoras exhibidas en dos tiendas de la capital alemana, antes de la feria de electrónica IFA.

Después de la mediación de las autoridades alemanas, LG aceptó pagar por los daños a cuatro lavadoras, pero reconoció responsabilidad en perjuicios en sólo dos de los aparatos.

LG no pudo resistirse a cuestionar la calidad de los productos del rival y dijo que, como el modelo de lavadora tenía bisagras débiles en las puertas, sus ejecutivos dañaron sin percatarse dos de las máquinas.

Samsung se quejó entonces de "afirmaciones difamatorias" y presentó una demanda formal contra su rival en Corea del Sur.

El 26 de diciembre la fiscalía de Seúl realizó una redada en las oficinas de LG y le prohibió viajar a Jo Seoing-jin, director de electrodomésticos de la marca. Por lo mismo, el ejecutivo podría perderse la feria CES que se realizará en Las Vegas la próxima semana. "Es una pelea en el barro", dijo Park Ju-gun, jefe de la firma proveedora de información corporativa CEO Score. "Tanto a Samsung como a LG les resultará difícil que la ciudadanía entienda por qué las cosas han llegado hasta aquí, (...), ninguno sacará nada bueno".

Las dos firmas surcoreanas compiten en varios frentes, especialmente en electrodomésticos y televisores, y tienen una historia de enemistad larga. Han discutido públicamente cuál refrigerador tiene más capacidad y también quién cuenta con mayor cuota en el mercado de aire acondicionado. Sus trabajadores dicen que se espían mutuamente en las ferias comerciales.