• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La increíble historia de una comediante con parálisis cerebral que impacta

Maysoon declaró su charla a la memoria de su padre, quien desde niña le inculcó que era capaz de lograr lo que se propusiera / El Mercurio/Chile/GDA

Maysoon declaró su charla a la memoria de su padre, quien desde niña le inculcó que era capaz de lograr lo que se propusiera / El Mercurio/Chile/GDA

Pese a que los doctores le aseguraron que nunca podría caminar, esta mujer está hoy donde quiere: haciendo stand up comedy, bailando tap y actuando en teatro y cine. Su misión hoy es difundir una imagen positiva de la discapacidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Mi nombre es Maysoon Zayid y no estoy borracha, pero el doctor que me sacó de mi mamá, sí lo estaba”, dice una mujer de larga cabellera negra, sentada en una silla, en medio del escenario, antes de continuar: “Como resultado, tengo parálisis cerebral y me tambaleo. Es muy cansador; es como Shakira conociendo a Muhammad Ali”. La reacción inmediata de la audiencia es explotar en carcajadas.

Esta graciosa mujer de 33 años es una humorista, escritora y actriz –estadounidense e hija de inmigrantes palestinos- que, tal como lo planteó en su presentación “Tengo 99 problemas y la parálisis es solo uno”, en las renombradas “Ted Conferences”, el día de su nacimiento y debido a la embriaguez del médico a cargo, estuvo durante tres minutos sin poder respirar, aún en el vientre de su madre. El resultado fue una parálisis cerebral y la poca fe de los expertos de que pudiera alguna vez caminar.

Hoy, además de ser una apasionada bailadora de tap, ha hecho lo suyo en las tablas de Broadway e incluso en Hollywood. Y si a eso se le suma que es conocida como la primera mujer árabe en hacer stand up comedy, es comprensible que el video de su charla se haya viralizado en la web, desde hace meses.

“Les debo advertir, no soy para nada alguien inspirador. Y no quiero que nadie en esta sala se sienta mal por mí, porque en algún momento de sus vidas ustedes han soñado con ser discapacitado (…) Es víspera de Navidad, están en el mall y empiezan a manejar en círculos, buscando un estacionamiento. ¿Y qué ven? Dieciséis lugares vacíos para lisiados, y piensan: ‘Dios, ¿no podría ser un poquito lisiado ahora?’”, remata, sacando nuevamente las risas en la sala.

Siempre con ese tono hilarante, Maysoon comentó que en su vida, más allá de su parálisis, debió enfrentar otros obstáculos, como lo fueron en un minuto ser una mujer musulmana en Estados Unidos, viviendo en New Jersey, en un barrio donde parecía que los únicos árabes de la zona eran solo ella y su familia. “Eso fue antes del ataque del 11-S y de que los políticos encontraran apropiado poner en sus eslóganes ‘odio a los musulmanes’”, declaró.

Y fue, sin duda en su gran fuerza de voluntad y el mantra de su padre, que no se cansó de repetirle “tú puedes”, que logró salir adelante y realizarse.

Por ejemplo, según relató, debido a que su familia no podía costear la terapia que ella necesitaba para trabajar su musculatura, decidieron meterla a las clases de tap que tanto terminó amando. Eso, sumado al yoga y a la táctica de su papá de hacerla caminar, poniéndole un billete de un dólar frente a ella para que lo persiguiera –recuerdo con el que la audiencia rió a destajo-, hacen que hoy esta mujer no dependa de una silla de ruedas.

Maysoon también aprovechó el escenario para hablar sobre su experiencia trabajando en televisión y otros medios, que han hecho masivo su trabajo como comediante. Según explicó, gracias a esto pudo comprobar que la creencia de que los niños son crueles no se compara con lo que la gente puede opinar a través de internet.

Allí, y a propósito de sus participaciones en medios, ha encontrado comentarios en los que algunas personas la han tratado de retrasada y hasta de terrorista por ser musulmana.

“Los discapacitados somos la minoría más grande del mundo, y los menos representados en el mundo del entretenimiento”, comentó. “Creo que juntos podemos crear más imágenes positivas sobre la discapacidad en los medios y en la vida diaria”. Tal vez de esta forma, explica, se podría lograr que haya menos odio como el que ella ha recibido.

Tras dedicarle la charla a la memoria de su padre, la comediante declaró: “Mi nombre es Maysoon Zayid, y si yo puedo, ustedes pueden”.