• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

"Revancha, la película que otra vez hace brillar a Jake Gyllenhaal

Jake Gyllenhaal junto a Rachel McAdams en una escena de <i>Revancha</i | Foto: El Mercurio

Jake Gyllenhaal junto a Rachel McAdams en una escena de Revancha

El nominado al Oscar por Secreto en la montaña interpreta a un boxeador en busca de redención en esta película del director Antoine Fuqua. La cinta se estrenará en Chile el próximo 20 de agosto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lo que podría ser un melodrama más de Hollywood se convierte, gracias a Jake Gyllenhaal, en una de las piezas más destacadas dentro de la filmografia del director Antoine Fuqua (Día de entrenamiento). La dupla trabaja por primera vez en conjunto en Revancha (Southpaw), película sobre un boxeador en búsqueda de redención.

El cineasta a cargo de este proyecto tiene una extensa filmografía ligada al drama y a la acción, con títulos como Lágrimas del sol (2003), Shooter (2007) y Los mejores de Brooklyn (2009). Pero también tiene una tendencia a mostrar el lado más oscuro de las grandes ciudades. En la alabada Día de entrenamiento (2001) exploró el bajo mundo y la corrupción policial en Los Angeles , y ahora, en Revancha, se inserta en la pobreza de Nueva York a través de un protagonista caído en desgracia.

El nominado al Oscar por Secreto en la montaña se preparó por medio año para interpretar al nuevo objeto del cineasta: el campeón de peso mediano Billy The Great Hope. Con una carrera invicta, el boxeador parece tener la vida resuelta: posee dinero, fama y un sólido matrimonio con su novia de la infancia, Maureen (Rachel McAdams), con quien tiene una hija de 10 años, Leila (Oona Laurence).

Pero mientras Billy pasa por su mejor momento profesional, su esposa muere en un confuso accidente. Ambos estaban juntos desde que vivían en un hogar de niños del gobierno, por lo que ese hecho aniquila su estabilidad emocional, sepulta su carrera y lo lleva a perder la custodia de su hija. Es en ese momento cuando intenta recuperarse, y para lograrlo pide ayuda a un entrenador de otras glorias del boxeo que sólo trabaja con principiantes. Ese papel recae en el ganador del Oscar Forest Whitaker (El último rey de Escocia).

Los clichés están presentes en Revancha, pero la puesta en escena de Gyllenhaal enaltece la dirección de Fuqua y compensa el predecible guión de Kurt Sutter (creador de Sons of Anarchy). Se puede percibir la ira y el agotamiento emocional de su personaje, se puede ver su verdadero sudor cayendo sobre el ring, así como también su rostro en primer plano recibiendo decenas de golpes.

"No creo que puedas proclamarte boxeador sin saber cómo se siente un golpe", explicó el actor en una entrevista reciente a The Telegraph. Para sentirse bajo la piel de su personaje, pasó cinco meses en el gimnasio cumpliendo con una rutina que incluía dos horas de entrenamiento y golpes, y tres de acondicionamiento físico. "No sabía boxear y me aterraba verme como un idiota en el ring. Eso me motivó para ponerme en forma", añadió Gyllenhaal.

Pero el estadounidense de 35 años no fue la primera opción para el proyecto. El personaje principal iba a ser interpretado inicialmente por Eminem. Hace algunos años atrás el rapero propuso a Kurt Sutter que realizaran juntos un remake de la cinta de boxeo The Champ (1978).

El guionista se entusiasmó con el tema, pero optó por crear una historia propia, inspirada en la experiencia personal del rapero tras la muerte de su mejor amigo, Proff. Cuando la cinta estaba en su fase de preproducción, el cantante dio un paso al costado para dedicarse a su último disco, The Marshall Mathers LP 2.

A la luz de los resultados finales del proyecto, la partida de Eminem posiblemente fue lo mejor que pudo haber ocurrido. El músico difícilmente podría haber ejecutado una puesta en escena similar a la de Jake Gyllenhaal.

La audiencia podrá evaluar esta nueva actuación maestra del estadounidense desde el próximo jueves, cuando Revancha se estrene a nivel nacional.