• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Por qué a los hombres les resulta difícil hacer y mantener amistades?

Muchos hombres creen que hablar acerca de asuntos personales con otros hombres no es algo masculino/ Foto: El Mercurio

Muchos hombres creen que hablar acerca de asuntos personales con otros hombres no es algo masculino/ Foto: El Mercurio

Según los expertos todavía en el siglo XXI, los hombres tienen problemas para expresar sus emociones, anhelos y dolores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un estudio sobre el envejecimiento denominado, Australian Longitudinal Study of Aging", realizado en 2005 descubrió que las relaciones familiares tenían poco o ningún impacto en la longevidad, pero las amistades aumentaban la expectativa de vida hasta en 22%.

La doctora Jacqueline Olds y el doctor Richard Stanton Schwartz explicaron en su libro The Lonely American, una tendencia actual en la que algunos hombres procuran matrimonios más fuertes e íntimos pero descuidan casi cualquier otra conexión social.

“Las amistades entre hombres a menudo están basadas en las actividades mutuas, como los deportes y el trabajo, en vez de lo que les sucede psicológicamente. A las mujeres se les enseña que pueden hablar libremente entre ellas; no pasa lo mismo con los hombres”, dijo la dra. Olds.

Algunos hombres consideran que hablar acerca de asuntos personales con otros hombres no es algo masculino. El resultado son amistades que, a menudo, son menos íntimas y más casuales entre hombres, lo cual vuelve las conexiones más tenues o difíciles de continuar.

Muchos hombres casados consideran que sus esposas son sus mejores amigas, y muchos dependen de ellas para establecer y mantener las conexiones sociales de la pareja. Este puede seguir siendo el caso cuando una pareja se divorcia o la esposa muere.

Un ejemplo de esto es  Christopher Beemer, de 75 años, quien le impresiona lo bien que su esposa, Carol, mantiene amistades con otras mujeres.

“Para los hombres es más difícil entrar en contacto con sus emociones, y es menos probable que muestren su lado emocional, a diferencia de las mujeres. Sin embargo, cuando tienes una amistad real, es porque eso es precisamente lo que has hecho”, señaló la sra. Beeemer, en defensa de su género. 

Christopher Beemer ha trabajado arduamente para establecer y mantener amistades valiosas con otros hombres de su edad. Se unió a un club de lectura; también está en un grupo de hombres que hacen caminatas, se reúnen tres veces a la semana y conviven después de cada caminata para conversar un poco más mientras comen en una cafetería local. Cuando a uno de los miembros del grupo le dio un infarto, lo visitaron, lo animaron con las historias más recientes y su comida favorita.

“Lo que conserva las relaciones a lo largo del tiempo es un ritmo regular de reuniones”, dijo Schwartz.