• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Este hombre dirigió la masacre de los 43 estudiantes mexicanos

Los delincuentes habrían confundido a los 43 estudiantes con miembros de un grupo antagónico de la delincuencia organizada en la región/ El Universal

Los delincuentes habrían confundido a los 43 estudiantes con miembros de un grupo antagónico de la delincuencia organizada en la región/ El Universal

Felipe Rodríguez, alias "El Cepillo", ejecutó a los 43 jóvenes por órden de un cabecilla del cártel Guerreros Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Procuraduría General de la República deMéxico confirmó hoy que los 43 estudiantes que desaparecieron hace cuatro meses en Iguala, en el estado sureño de Guerrero, fueron asesinados y su ejecución fue dirigida por el narco Felipe Rodríguez Salgado, alias “El Terco” o “El Cepillo”.

Felipe "El Cepillo" Rodríguez, miembro del grupo narco Guerreros Unidos detenido el pasado 16 de enero en el marco de la investigación del Caso Iguala, organizó la ejecución de los 43 jóvenes por instrucciones de un cabecilla de la organización, concluyó la fiscalía tras la confesión del criminal.

"Se consolida el móvil consistente en que los estudiantes fueron señalados por los delincuentes de formar parte del grupo antagónico de la delincuencia organizada en la región. Esta fue la razón por la que privaron de la libertad, en un primer momento, y finalmente de la vida", dijo Tomás Zerón, director en Jefe de la Agencia de Investigación Criminal.

Nosotros "no hemos podido determinar que (los estudiantes) fueran parte de ningún grupo delictivo. Yo creo que al contrario", recalcó Murillo Karam.

En su declaración, "El Cepillo" destacó que después de la masacre de 43 alumnos de la escuela normal de Ayotzinapa intentó huir aEstados Unidos para refugiarse con su hermano, pero fue detenido por autoridades migratorias estadounidenses, que lo deportaron aMéxico en calidad de indocumentado.

El fiscal adelantó que solicitarán penas de hasta 140 años de prisión para "El Cepillo" y otros responsables del crimen.

Los familiares de los estudiantes han liderado protestas masivas y acusado al Gobierno por no haber hallado a los jóvenes. Incluso algunos de ellos creen que los estudiantes aún están vivos y que el Ejército podría tenerlos secuestrados.

Asimismo, los padres de los 43 estudiantes han dicho que solamente reconocerán que están muertos si les entregan sus cuerpos, algo que según la fiscalía no es posible por el grado de calcinación de los restos y porque gran parte de ellos fue arrojada al río.

Algunos restos recuperados fueron enviados en diciembre a la Universidad de Innsbruck, en Austria, pero sólo se logró identificar al estudiante Alexander Mora. Actualmente siguen trabajando con nuevas técnicas.