• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Lo que todo hombre debe saber sobre la fertilidad

Nadan en corrientes fuertes para alcanzar su objetivo último: el óvulo / Archivo

40% de los casos de infertilidad en las parejas se debe específicamente a problemas con el varón/ Archivo

Concebir un bebé no depende solo de la salud de la mujer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para las parejas que intentan tener un bebé, fechas tales como el Día de los Padres pueden traer emociones encontradas. En parte, porque podría aparecer el sentimiento de decepción por no haber podido celebrar esa fecha con un hijo propio; así como emoción o anticipación ante la posibilidad de convertirse en papá y celebrar con un infante en brazos el próximo año.

Según la doctora Allison K. Rodgers, quien ejerce como ginecóloga obstetra y especialista en fertilidad en el estado de Illinois, el 40% de los casos de infertilidad en las parejas se debe específicamente a problemas con el varón.

Por eso, Rodgers compartió con la revista digital MindBodyGreen, ocho recomendaciones para que los hombres interesados en expandir su familia puedan optimizar su fertilidad:

1. Deshazte de esas libras extra

La producción de esperma alcanza su nivel óptimo cuando el varón está en su peso saludable. Tener peso de más incrementa la cantidad de células de grasa que producen estrógeno, lo que a su vez produce un desbalance hormonal que puede trastocar la producción normal de espermatozoides.  Pero cuidado, recurrir a suplementos para rebajar no puede ser la solución ya que estos también afectan la producción de espermatozoides.

2. Evita el consumo excesivo de alcohol, cigarrillos y cafeína

El tabaco, el alcohol y la cafeína han sido asociados a una disminución en la producción de espermatozoides debido a las toxinas dañinas que contienen. Para hombres que intentan concebir, la doctora Rodgers recomienda eliminar totalmente el consumo de cigarrillos, tomar no más de dos tragos al día y no más de seis por semana, y tomar menos de 300 mg de cafeína al día.  Una taza típica contiene unos 100 mg de café y un refresco tiene cerca de 50mg.

3.  Aléjate del calor

Evita los baños o saunas con altas temperaturas. Sumergirte en agua caliente aumenta la temperatura del escroto, lo que a su vez afecta la producción de espermatozoides. También se debe evitar colocar computadoras portátiles sobre las piernas o los celulares en los bolsillos delanteros. Según la especialista, tras una exposición a altas temperaturas, pueden pasar hasta tres meses antes de recuperar la producción normal de espermatozoides.

4. Evita los lubricantes

A pesar de que estos pueden hacer que el encuentro sexual sea más placentero, la mayoría de los lubricantes (incluyendo la saliva), son tóxicos a los espermatozoides.

5. Evita consumir productos con testosterona

Productos recetados o de esos que se compran “over-the-counter” como suplementos para crear músculos contienen testosterona o ingredientes similares. Esos productos le envían mensajes a los testículos de que ya hay suficiente testosterona en el cuerpo, y entonces el cerebro deja de enviar las señales para generar espermatozoides. Si estás tomando de estos suplementos, déjalos de inmediato.  El daño hecho, por lo general, es reversible pero puede tardar unos tres meses o más para volver a la producción normal. Si estás tomando un producto recetado, consulta a tu médico antes de descontinuarlo.

6. Evita estar expuesto a toxinas y químicos

A veces esto es difícil debido al ambiente laboral. Pero, en la medida que sea posible, evita estar expuesto a químicos y toxinas. Utiliza plásticos “BPA-free” para almacenar agua y comida, aléjate del humo de las pinturas y de los químicos. Los espermatozoides son ultrasensibles.

7. Practica ejercicios que sean “amigables”

La mayoría de los ejercicios son seguros excepto algunos tipos de yoga, como el que se hace en ambientes calientes, y el ciclismo, ya que pueden aumentar la temperatura del escroto, lo que interfiere con la producción normal de espermatozoides.

8. Ten sexo con frecuencia, especialmente durante los días de ovulación de tu pareja

La Dra. Rodgers recomienda que la pareja tenga relaciones sexuales al menos cada uno o dos días durante el periodo de ovulación. Típicamente, la ovulación ocurre entre 11 y 21 días después del primer día del periodo menstrual, pero puede variar. Para ser más precisos, pueden comprar un kit de ovulación de los que venden en las farmacias. Ese kit mide en la orina los niveles de la hormona LH. Los niveles de esa hormona suben entre 12 y 36 horas antes de empezar a ovular. La doctora recomienda tener sexo el día que el kit de un resultado positivo y el día después.