• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La historia de tres niñas con cáncer que ha conmovido al mundo

Las pequeñas Rylie Hughey (3 años), Rheann Franklin (6 años) y Ainsley Peters (4 años) se hicieron amigas y mantienen contacto a través de sus respectivas familias. / Facebook

Las pequeñas Rylie Hughey (3 años), Rheann Franklin (6 años) y Ainsley Peters (4 años) se hicieron amigas y mantienen contacto a través de sus respectivas familias. / Facebook

La fotografía en sepia, tomada por Lora Scantling y Christie Goodger en su estudio de Oklahoma, fue difundida bajo el lema, “A veces, la fuerza viene de saber que no estás sola”, en las redes sociales y se viralizó de inmediato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace algunos meses, en abril, una foto con tres pequeñas calvas dándose un abrazo cariñoso, cálido y contenido provocó olas de esperanza e inspiración en mucha gente.

La fotografía en sepia, tomada por Lora Scantling y Christie Goodger en su estudio de Oklahoma, fue difundida bajo el lema, “A veces, la fuerza viene de saber que no estás sola”, en las redes sociales y se viralizó de inmediato.

Con la experiencia, las pequeñas Rylie Hughey (3 años), Rheann Franklin (6 años) y Ainsley Peters (4 años) se hicieron amigas y mantienen contacto a través de sus respectivas familias.

“Las chicas no se habían visto antes, sin embargo, en el instante en que se vieron sabían que tenían un vínculo común”, expresó la fotógrafa en su sitio web personal .

Comentó también que con la popularidad mundial que alcanzó la foto, se sienten honrados y muy contentos, sobre todo por todas las oraciones que las pequeñas han recibido y porque muchos vieron su propia historia.

“Estas niñas fueron capaces de traer tanta esperanza a aquellos que por ahí están luchando y con la foto, más allá de las palabras, ayudamos a crear conciencia del cáncer de la niñez”, declaró.

Es que no era para menos. Cada una se reflejó en la otra y tal vez, ese abrazo solidario les dio el impulso y la fuerza que necesitaban para continuar y que hoy, quizás, las tiene celebrando juntas la remisión de su enfermedad.

El anuncio fue posteado en la fans page de Facebook “Fight Like A Princess” de la recaudadora de fondos, Your Caring, donde aparecen las tres heroicas niñas.

“Estamos encantados de estar ayudando a tanta gente a encontrar esperanza y fortaleza a través de los tiempos difíciles! Muchas gracias por los pensamientos y las oraciones :)”, declararon.

La fotógrafa también lo publicó en su web. “El mundo se enamoró de estas 3 chicas increíbles y una vez que se enteraron de que estaban libres de cáncer, el mundo ha querido celebrar con ellas”, escribió Lora Scantling.

No es para menos, la lucha contra el cáncer que cada una ha dado es impresionante. Cuando fue tomada la foto, según The Huffington Post, Rylie acababa de completar su tratamiento contra un cáncer de riñón, mientras que Rheann estaba en plena lucha contra un tumor en el cerebro y Ainsley estaba por vencer la leucemia.

¡Un milagro!

Han pasado apenas 4 meses después de la sesión y las niñas están curadas o bien su cáncer está en remisión, como en el caso de Rheann, la niña más alta de la foto, quien tendrá que someterse a sesiones de quimioterapia hasta abril de 2015, ya que tiene una forma rara de cáncer cerebral desde los 4 años y en su corta vida, ya ha tenido que pasar por cinco cirugías cerebrales y además, meses de radiación en la cabeza y la columna vertebral, de acuerdo a lo que explicaron sus padres en Facebook.

“Por supuesto, que cuando supe que la declararon en remisión, lloré. Sabía que un año antes de que tomara la foto, ella estaba tan enferma que los médicos le dijeron a su familia que se preparasen para lo peor”, comentó la fotógrafa Scantling en una nota publicada en el Daily Mail.

En el caso de Ainsley Peters había sido diagnosticada con leucemia linfoblástica aguda en agosto de 2013 y estuvo por 10 días con coma inducido. “Ella tenía que volver a aprenderlo todo y lo ha hecho con valentía”, se lee en su página de Facebook, donde también publican que deberá empezar ahora una quimioterapia de mantenimiento.

En cuanto a la más joven Rylie Hughey, que sufría de cáncer de riñón en etapa 5, ahora su calva es cosa del pasado y se ve sonriente en las fotos que publica en su página de Facebook, “Team Rylie”.

Su familia dice que ella sigue siendo una niña feliz y muy activa. “La pérdida de cabello y las rondas diarias de medicación no han dejado a esta niña en el suelo”, expresan en su página de Facebook. Todo indica que la unión hace la fuerza y que crea milagros no es solo una frase cliché.