• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Seis hábitos que te quitan energía

No hacer ejercicio puede cansarte más / Foto vía El Comercio

No hacer ejercicio puede cansarte más / Foto vía El Comercio

Preocuparse en exceso, saltarse las comidas o beber poca agua son algunas costumbres que pueden afectar la salud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Seguro te quedaste leyendo hasta tarde en tu tableta, tienes muchas preocupaciones en el trabajo o sabes que debes coordinar algunos pendientes y eso no deja de rondar en tu cabeza.

Cualquiera de estas opciones puede lograr que no puedas mantener los ojos abiertos en la oficina y sientas que te falta energía para desempeñarte mejor. Para que esto no suceda, te presentamos seis hábitos que pueden estar drenando tu energía sin que lo sepas.

1. Tener un estilo de vida sedentaria: Son muchas las horas que pasas en una oficina y poco el tiempo que te queda en el día para hacer ejercicios. Pero si no realizas alguna actividad física, podrías estar más cansada aunque no lo creas. Ejercitarte libera endorfinas que dan energía y ayudan a que te sientas más alerta.

2. Te preocupas en exceso: Estar estresada y tensa por algunos inconvenientes no va a mejorar la situación, además de afectar tu salud, puede hacer que pierdas el apetito y tengas problemas para dormir. Esto contribuirá a que tengas bajas energías y no logres desempeñarte bien.

3. Realizar muchas cosas a la vez: Tienes que aprender a decir no. Es bueno ayudar a otras personas, familiares y compañeros de trabajo, pero si te llenas de responsabilidades esto puede afectar tu salud y tu energía. Lo mejor es organizarte, poner prioridades y ayudar en lo que puedas.

4. No te despegas de tu celular: Si no puedes alejarte de tu celular o de cualquier dispositivo electrónico en la noche, esto puede drenar tu energía. Incluso si estás recostada y el dispositivo está prendido, la luz brillante de la pantalla puede estimular tu mente. Esto logrará que no concilies el sueño de forma rápida y al día siguiente te despiertes más cansada.

5. Saltarse las comidas: Si te saltas las comidas, especialmente el desayuno, el nivel de azúcar en la sangre puede caer dejándote cansada, lenta e irritable. No es recomendable saltarse las comidas. Lo mejor es ingerir las tres principales para que tengas energías y si puedes de cinco a seis comidas pequeñas al día.

6. No bebes mucha agua: Es muy importante tomar agua, ya que si no ingieres lo suficiente, podrías sentirte más cansada. Tu cuerpo puede comenzar a deshidratarse lentamente y esto disminuirá el volumen sanguíneo haciendo que tu sangre sea más espesa. Como resultado el oxígeno llegará a tus órganos y músculos a una velocidad más lenta.