• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cinco hábitos que toda mujer debe practicar para cuidar su cuerpo

Mujer sobándose el brazo / BBC Mundo

Mujer sobándose el brazo / BBC Mundo

Requieres más energía para odiar tu cuerpo que para amarlo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuidar el cuerpo y la salud debe ser la prioridad número uno en la vida de cada ser humano con el propósito de estar listos (as) para los retos diarios que toca enfrentar.

En esta ocasión, la revista MindBodyGreen y la “coach” certificada Alicia McDonough ofrecen cinco recomendaciones -especialmente dirigidas a las mujeres- para que, si las incorporan todos los días, estén listas para conquistar el mundo.

1. Estabiliza tu peso y tu nivel de azúcar

Esto quiere decir: No más dietas extremas, limpiezas con jugos o ayuno. Deja de pasar hambre y comienza a alimentarte. La clave para mantener el peso correcto a largo plazo es consumir las porciones adecuadas de alimentos saludables. Intenta llevar una alimentación libre de gluten y de productos lácteos. A la hora de la verdad, lo que consumas el 80% del tiempo es lo que realmente cuenta.

2. Reduce el estrés y las toxinas

¿Qué es lo más que afecta tu ánimo y tu energía? Un ambiente de trabajo tóxico, amigos que se quejan todo el tiempo, ¿o qué? Eliminar esos factores por completo no solo ayudará a mejorar tu salud general, sino que también te permitirá abrir espacios para la abundancia y las cosas positivas y, por consiguiente, para conectar con lo que es verdaderamente importante para ti.

3. Practica el ejercicio apropiado para tu cuerpo

Comienza a pensar “fuera de la cajita” y procura que tu rutina de ejercicios sea divertida, que la disfrutes. Hacer ejercicios solo dará resultados si te mantienes comprometida, así es que lo mejor es que encuentres algo que disfrutes hacer y que funcione bien para tu cuerpo.

4. Descarta el sentimiento de culpa

Requieres más energía para odiar tu cuerpo que para amarlo. Si comiste demasiado mantecado en un cumpleaños o se te fue la mano con la pizza y cerveza en una salida con tus amigas, ¡no es el fin del mundo! Lo peor es recriminarte a ti misma para terminar sintiéndote culpable. A la larga, esta práctica se convierte en un ciclo autodestructivo. Así es que, como se mencionó más arriba, lo que cuenta es lo que consumes el 80% del tiempo. Por lo que, está bien que te permitas disfrutar de algunos antojos esporádicamente. El resto del tiempo, dedícate a comer saludable y a sostener tu rutina de ejercicios. Eventualmente, sentirás gratitud por elegir amar tu cuerpo y apreciarlo en vez de juzgarlo.

5. Ponte a ti misma en primer lugar

Esto podría parecer lo más difícil de todo ya que la naturaleza de las mujeres es cuidar de otras personas antes que cuidar de ellas mismas. Sin embargo, procurar estar a tu 100% es más importante para todas las personas que te rodean. Empieza por dedicarte al menos cinco minutos al día para hacer algo que solo tú disfrutes, y observa cómo se siente, experimenta. Y poco a poco, crece desde ahí. Te darás cuenta que, al final, es lo más importante que puedes hacer por ti misma y por tu salud a largo plazo.