• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cuatro grandes monumentos religiosos destruidos por extremistas

Buda gigante de Bamiyán, en Afganistán, destruido por los talibanes en el 2001. (AP).

Buda gigante de Bamiyán, en Afganistán, destruido por los talibanes en el 2001 /AP

Hoy se divulgó un video donde terroristas del Estado Islámico pulverizan antigüedades en la ciudad iraquí de Mosul

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde la Antigüedad, civilizaciones como la egipcia o la romana destruían los nomumentos que eran sagrados para sus enemigos. También en tiempos de la Reforma, en el siglo XVI, fanáticos religiosos destruyeron numerosas imágenes y esculturas. A continuación, cinco ejemplos de la historia más reciente:

1. IRAQ

 La milicia terrorista Estado Islámico destruyó riquezas culturales del Oriente Antiguo en el museo de Mosul y en monumentos funerarios de Nínive, en Irak. Entre ellos, la figura de un guardián de una puerta asiria de más de 2.600 años de antigüedad, por considerar que fomentaban la idolatría y el politeísmo.  

  

2. TOMBUCTÚ

En la ciudad del desierto situada en el norte de Mali combatientes del grupo rebelde islamista Ansar Dine destruyeron en el 2012 numerosos mausoleos musulmanes que eran Patrimonio Cultural de la Humanidad de la Unesco. Los islamistas argumentaron que los lugares con los restos mortales de sabios del islam servían a la veneración de santos. 

 

3. VALLE DE BAMIYÁN

 En este lugar de Afganistán los talibanes hicieron volar por los aires en el 2001 dos monumentales estatuas de Buda esculpidas en las rocas entre los siglos II y IV después de Cristo.

 

4. AYODHYA

 Hindúes fanáticos redujeron a ruinas la mezquita Babri de Ayodhya, en el estado de Uttar Pradesh en el norte de India, en 1992, para construir allí un templo de su religión. Al parecer la mezquita había sido levantada en 1528 en un lugar donde había habido antes un templo hindú. Ayodhya es uno de los siete lugares sagrados del hinduísmo. El acto provocó disturbios en todo el país en los que unas 2.000 personas perdieron la vida.