• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

De glamping en una zona arqueológica maya

La hacienda se localiza a 45 minutos de la ciudad de Campeche / Foto El Universal/México/GDA

La hacienda se localiza a 45 minutos de la ciudad de Campeche / Foto El Universal/México/GDA

En una hacienda, cerca del valle de Edzná, en Campeche, México, ya es posible dormir en tiendas de campaña de súper lujo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muy cerca se escuchan los sonidos de la selva, el zumbido de los insectos y la vegetación agitada por el viento. El aroma cambia al caer la bruma nocturna y uno siente cómo el ambiente se transforma. Es el glamping en Hacienda La Carlota, a pocos minutos de la zona arqueológica de Edzná, en el estado de Campeche, en México.

El concepto de glamping consiste en tiendas de campaña de lujo. En el caso de La Carlota esta cuenta con comodidades como sala de descanso, ropa de cama bordada, aire acondicionado y una tina estilo art déco.

La atención es personalizada, porque la meta es que sienta el calor familiar, comenta Mirna Vera, fundadora de la hacienda que lleva el nombre de la hija pequeña de uno de los propietarios.

Cuenta que la idea de ofrecer servicio de glamping surgió después de un viaje a África donde se ha hecho popular esta modalidad de tiendas.

Pero, si no se anima a dormir en una casa de campaña, en la hacienda podrá elegir una de las 10 pequeñas villas de estilo colonial, todas ellas con muebles antiguos.

Uno de los atractivos principales del lugar es un templo prehispánico de seis metros de altura, que de acuerdo con los arqueólogos, tiene un altar. El público general puede pasar a conocerlo ya que el Instituto Nacional de Arqueología e Historia (INAH) tiene conocimiento de su existencia.

En los alrededores. La Carlota se encuentra en un terreno elevado, así que conseguirá una vista privilegiada del valle de Edzná y, a la distancia, se ve la punta del templo de los Cinco Pisos, la estructura más imponente en la zona arqueológica, ubicada a solo 2,5 kilómetros de la hacienda.

Esta estructura tiene una altura de 39 metros y es un reflejo de la importancia que tuvo la ciudad maya, habitada entre los años 600 y 1200 de nuestra era. Además, destaca su avanzado sistema de canales que distribuía y almacenaba el agua para las épocas de sequía.

Según los arqueólogos el nombre del sitio significa La Casa de los Itzáes, conocidos como “los sabios del agua”.

Por las noches puede disfrutar del espectáculo de luz y sonido La Luz de los Itzáes.

Durante su visita puede aprovechar para conocer la ciudad de Campeche, capital del estado homónimo, a menos de una hora de camino del valle de Edzná. Es una mezcla entre la influencia prehispánica y la herencia virreinal. Lo típico es caminar por el malecón de 5,5 kilómetros de largo. Tiene espacios para correr y andar en bici.

No se pierda una rica comida en los restaurantitos que se encuentran a la orilla de la playa, los preferidos son los camarones al gusto, entre otras cosas por su sazón y frescura.

Aunque, por el momento, la hacienda no cuenta con recorridos, su personal le puede contactar con varios guías que le llevarán a conocer la zona. Entre los paseos más solicitados se encuentra el de pesca deportiva en la modalidad fly fishing o pesca con mosca.

Otra opción es el recorrido para ver la bioluminiscencia en el área de Xpicob, a 25 kilómetros de Campeche. Las salidas son media hora antes de la puesta del sol. El recorrido incluye liberación de tortugas, observación de aves y, al caer la noche, el espectáculo natural en el que los microorganismos dan un tono verde brillante al mar.