• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Las fantasías sexuales de hombres y mujeres no son tan diferentes

Ambos soñarían con aspectos similares, la diferencia varía en la frecuencia, donde ellos piensan más en sexo y todo el tiempo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 La imaginación es una poderosa herramienta que nos puede llevar a lugares inesperados y muy idealizados. El abanico de posibilidades es infinito aunque siempre dependerá de quién las evoque.

Pero cuando son eróticas, el sexo y el placer se transportan a situaciones prohibidas y desconocidas.

Y aunque son fantasías que se desarrollan en la mente cuando se unen a la conciencia corporal y una respiración adecuada se ha demostrado que se pueden alcanzar estados plenos de satisfacción sexual. Eso es el llamado neuro sexo.

“El cerebro no distinguiría fantasía de realidad, solo percibe y disfruta o sufre según las fibras que hayan sido estimuladas”, dice el psicólogo y experto en hipnosis, José Luis Rojas.

Pero, ¿cuál es el guión de las fantasías sexuales que tienen hombres y mujeres? Un estudio realizado por Universidad de Granada comprobó que no existirían grandes diferencias, más bien que los dos sueñan con aspectos íntimos o románticos que involucran a la persona amada.

Los especialistas investigaron mediante encuestas los comportamientos de 2.250 españoles, entre 18 a 73 años con parejas heterosexuales comprometidas en relaciones desde seis meses.

Las entrevistas arrojaron que casi el 100% de las personas ha tenido alguna fantasía sexual placentera y solo un 80% tuvo fantasías desagradables.

Es que los sueños eróticos placenteros son un aliciente para cualquier relación, según Nieves Moyano y Juan Carlos Sierra, investigadores del departamento de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológico de la Universidad de Granada.

“Son sanos y forman parte de la sexualidad. Además, favorecen aspectos como el deseo o la excitación sexual, por lo que son un indicador de una buena salud sexual”, afirmaron en una entrevista publicada en el diario ABC.

¿Qué sueñan?

Aunque muchos ni se atreven a decirlos los deseos no siempre son demasiado extravagantes ni únicos. Más bien son bien parecidos y universales, siempre y cuando no sean torcidos ni enfermos.

Para saber, los estudiosos españoles demostraron que las mujeres son más románticas en sus fantasías, pero también se excitan al pensar en “ser presionadas a mantener relaciones sexuales”.

En cambio, los hombres pensarían, la mayoría de las veces, con “sexo en grupo”, “ser promiscuos”, “intercambio de parejas”, o “participar en una orgía”. Ahora bien, la frecuencia de los deseos cambia por género.

Ellas se vuelan algunas veces al mes con los pensamientos íntimos, y con los más osados, “alguna vez en la vida”. Mientras que ellos, pensarían en sexo todo el tiempo porque sus fantasías son mayores, pero sobre sus pensamientos más “hot” y el querer concretarlos, serían de “alguna vez en la vida” o “alguna vez al año”.

Para conocer cuáles son los “deseos prohibidos” de mujeres y hombres, esta es la lista.

Las mujeres

1. Sexo con un desconocido.
2. Sexo con otra mujer.
3. Hacer un trío.
4. Tener un orgasmo a través del sexo oral.
5. Tener sexo romántico con un hombre insensible que se enamora solo de ella.
6. Sexo dominante, apasionado y forzado sin ser violento.
7. Que ella sea irresistiblemente sensual y erótica.
8. Trabajar como stripper, prostituta o pertenecer a un harem.

Los hombres

1. Sexo con una desconocida.
2. Que ella sienta placer al realizar sexo oral, más allá de dar placer.
3. Sexo con dos o más mujeres.
4. Exhibicionismo y voyerismo, ser mirado y mirar cuando se tiene relaciones.
5. Que ellas se masturben para ellos.
6. Sexo anal.
7. Cambiar roles de esclavitud y sadomasoquismo.
8. Dominio y experticia, alejado de todo concepto de sometimiento, más bien cercano a la idea de experto.
9. Sexo con otro hombre, no bajo una mirada homosexual, sólo por experimentar.
10. Sexo con alguien que no sea su pareja.