• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La familia peregrina que canta para vivir

A los gauchos les robaron los pasaportes en Ecuador | Foto: Percy Ramírez

A los gauchos les robaron los pasaportes en Ecuador | Foto: Percy Ramírez

Los argentinos López Castellán viajan por el mundo y ahora comparten su amor por la música en el centro de Lima

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace dos años y medio dejaron su natal Argentina para recorrer el mundo y desde hace ocho meses viven en Lima, donde, a diario, caminan por el centro de la ciudad entonando canciones de paz y amor tradicionales de su país, que reúnen a felices espectadores. Ellos son la familia López Castellán.

Silvina y Sergio López Castellán son padres de seis niños: Cassia (11), Jesé (9), Jesús (7), Hércules (5), Gamaliel (3) y Naamán, de apenas un mes, que nació en el Perú. Se autodenominan peregrinos y en el tiempo que llevan recorriendo el mundo han atravesado nueve países de Sudamérica.

Niños y adultos observan con curiosidad cuando ellos cantan, también les lanzan sonrisas al tiempo que colocan monedas en el sombrero negro que uno de los pequeños artistas pasa. Para Sergio, un cantante de tango que grabó siete discos en su país, es necesario dar un espacio a la cultura, sea donde sea.

“Nos fuimos de Argentina por temas políticos que prefiero no comentar”, cuenta a El Comercio Silvina, quien lleva un polo y un pantalón suelto y el cabello recogido. En ella resaltan sus ojos azules, mientras que su esposo tiene la barba larga y un sombrero negro que le da un aspecto único.

Durante su show, una niña se acerca a entregarle un poco de canchita a Silvina, y ella agradece. “Aquí –dice– hay una colaboración impresionante de las personas”. Entonces, uno de sus hijos llora y sus hermanos corren hacia él. Ellos son tímidos, no conversan mucho con las personas que se acercan a preguntarle qué pasó. Sergio coge a su hijo. Ya es tiempo de ir a otro lugar.

Ahora viven en un hospedaje del Cercado. Su sueño, cuenta Silvina, es llegar a Europa y vivir allá. Sin embargo, a la familia le robaron los pasaportes en Ecuador y, debido a ello, no pueden salir del país. “Hemos pedido ayuda al Ministerio de Relaciones Exteriores, pero aún está en proceso”.

Ni aun eso hará que los López Castellán dejen de perseguir su sueño.