• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La extraña historia de una falsa embarazada

 La familia de Ximena Rodríguez difundió esta foto por redes para ubicarla tras reportarla a la policía como desaparecida | Foto. El Tiempo

La familia de Ximena Rodríguez difundió esta foto por redes para ubicarla tras reportarla a la policía como desaparecida | Foto. El Tiempo

Se trata de Ximena Rodríguez, una joven de 21 años. Familiares dijeron que estuvo desaparecida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La supuesta desaparición de una joven en Colombia, a quien, según ella, le habrían raptado a su bebé dos días antes de dar a luz, al parecer, resultó una historia con más ribetes de ficción que de verdad. El embarazo, según las autoridades y un parte médico, por lo menos meses antes no habría existido.

Este extraño caso comenzó la semana anterior, con la desaparición de Ximena Rodríguez, una joven de 21 años que asegura haber estado embarazada.

Cindy Rodríguez colgó una fotografía de su hermana en Facebook informando sobre su desaparición y que había ocurrido el pasado martes, hacia la 1 de la tarde.

La imagen fue compartida al día siguiente por esta red social, donde allegados y otras personas se solidarizaron con el hecho, pues Ximena cumpliría 9 meses de su aparente embarazo esa semana.

En medio del desespero, la familia acudió a instituciones como la Secretaría de la Mujer, donde dieron a conocer el caso, a la vez que la madre reportó la desaparición de Ximena a la Sijín de la Policía Metropolitana de Bogotá.

De acuerdo con su versión, días antes, el martes, Ximena había ido a la Clínica del Occidente a reclamar unos exámenes y a realizarse un chequeo médico. "Ximena se comunicó con una amiga por celular y le dijo que había salido de allá y le habían dicho que su bebé estaba bien. Ya iba a coger el bus para la casa", recordó Cindy.

Pero Ximena no regresó ese día al hogar. Fue cuando se difundió su desaparición por las redes, hasta que ella reapareció en un parque del sector del barrio Olaya, en el sur de Bogotá. En seguida, por redes y WhatsApp se difundió una truculenta historia, que llevó a movilizar innecesariamente a instituciones distritales, autoridades judiciales e investigadores del Gaula.

Se narraba que a ella la habían secuestrado, le habían sacado a su bebé que iba a dar a luz, y que otra mujer estaba corriendo el mismo riesgo.

El presunto rapto se dio a conocer a la medianoche del viernes, cuando los familiares volvieron a tener noticias de Ximena, que cumplía cuatro días de desaparecida.

"Un señor me llamó y me dijo que la había encontrado, pero que ella ya no tenía a su bebé", indicó su hermana entre lágrimas.

Ximena fue llevada a la clínica San Rafael en la madrugada del pasado sábado, pues sus familiares se preocuparon por el estado de salud en el que se encontraba. "Cuando nos contó que le habían sacado a su hija, nos fuimos para el hospital. Allá la atendieron porque tenía una fiebre muy alta", sostuvo Luz Marina, su mamá.

Los resultados médicos

Consternados con el hecho, varias instituciones distritales se comunicaron con la familia Rodríguez, para colaborar en la investigación. El Gaula de la Policía empezó, a su vez, a averiguar por tan extraña desaparición y rapto.

Pero las piezas claves para esclarecer el caso fueron los exámenes médicos que le practicaron a Ximena, el pasado sábado, en la Clínica San Rafael, que buscaban conocer su estado de salud.

"Se demostró con una ecografía y con muestras de sangre que en los últimos días ella no estuvo embarazada", señaló Fabio Martínez, uno de los médicos que atendió el caso en la citada clínica.

El teniente coronel Javier Navarro, comandante del Gaula de la Policía Metropolitana, dijo que con este parte médico y otras informaciones obtenidas en la Clínica de Occidente, donde ella dice haber ido, se concluyó que no estuvo embarazada antes de su desaparición.

Agregó que, por lo anterior, el caso prescribiría, pues todo apunta a que fue un caso de falso embarazo.

Pero la familia asegura que Ximena sí estaba embarazada y que el pasado 26 de febrero había denunciado en la Fiscalía supuestas amenazas que estaba recibiendo de una mujer, a través de Facebook y por llamadas a su celular.

Para el coronel Navarro, ese pudo ser "el preámbulo a la desaparición y de lo que tenía previsto hacer".

Los familiares de Ximena rechazaron también los resultados entregados por la clínica. "Ellos, en vez de ayudarla, le dijeron que la remitirían a psicología, como si estuviera loca. Ella está en pleno uso de sus facultades. Son unos abusivos", sostuvo la madre.

Por lo anterior, los familiares decidieron sacar a Ximena de la clínica, el sábado, pero en horas de la noche, y la llevaron a su casa.