• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

La explosiva química de la dupla favorita de Game of Thrones

El danés Coster-Waldau, de 43 años, a lado de la británica Christie, de 35 años | El Mercurio/ Chile

El danés Coster-Waldau, de 43 años, a lado de la británica Christie, de 35 años | El Mercurio/ Chile

Nikolaj Coster-Waldau y Gwendoline Christie, que interpretan a Jaime Lannister y Brienne de Tarth, disfrutan el tiempo entre filmaciones atormentándose mutuamente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una de las grandes sorpresas de la tercera temporada de Game of Thrones —que terminó el año pasado como el ciclo más visto de la ya muy exitosa serie de HBO— fue la transformación de Jaime Lannister. Quien comenzó siendo en la ficción uno de los villanos, se convirtió en uno de los favoritos de la audiencia y en el potencial nuevo héroe de la saga épica.

Parte de esa transformación se debió a que pasó la mayoría del tiempo viajando con Brienne de Tarth, una obstinada pero honorable guerrera que lo llevaba como prisionero y terminó convertida, a regañadientes, en su aliada.

Si la química entre Jaime y Brienne en pantalla es uno de los deleites de los fanáticos de la serie, la relación entre los actores que los interpretan —el danés Nikolaj Coster-Waldau y la británica Gwendoline Christie— es aún más interesante. Son muy buenos amigos, él le hace bromas y ella se ríe explosiva y ruidosamente con sus intervenciones.

Sentados uno junto al otro, parece como si se conocieran desde siempre, pero en realidad se vieron por primera vez en 2011, cuando ella llegó al set a filmar su primera escena para la segunda temporada. “Me dijeron que Nikolaj estaba ahí y quería saludarlo. Yo estaba nerviosa, era nueva en el show. Cuando le dije hola, él simplemente me miró de arriba para abajo y me sentí absolutamente aterrada. Ahí empezó a atormentarme y no ha parado desde entonces”, cuenta la actriz. “Es un trabajo muy duro atormentarte”, le dice él entre risas. Y luego agrega: “Para ser sincero, llevarnos bien no es una necesidad. He trabajado con gente con la que no precisamente tenía afinidad, pero prefiero divertirme con la gente que trabajo”.

—¿Quién gana en un duelo de espadas?
Christie: —Él, porque tiene un don natural y mucha experiencia. Aprendió como en dos horas.
Coster-Waldau: —En cambio ella pasó ocho horas diarias durante seis meses entrenando. Pero podría ganarme seguro, porque tiene mucha ira dentro.
Christie: —Eso es porque tú has hecho un gran trabajo conmigo.

—¿Cuál creen que es el secreto del éxito de la serie?
Coster-Waldau: —El público está muy involucrado con los personajes. David Benioff y D. B. Weiss (los creadores) han hecho un gran trabajo escribiendo, explorando y abriendo este mundo de formas excitantes. 
Christie: —Podemos identificarnos con las emociones de los personajes, pero en un mundo totalmente alejado de nuestras experiencias.

Álter ego

Christie tiene 35 años de edad. Es muy alta, de 1,91 metros, pero es completamente diferente a su álter ego en la ficción, que es una mujer muy masculina. Su compañero lo destaca: “Es una gran transformación, porque tú eres muy chica para tus cosas. Y no lo digo en el mal sentido, no te pongas agresiva”, bromea. Ella le responde: “No me ofende la palabra ‘chica’. Pero sí, es emocionante interpretar un personaje en el que no importa que sea atractiva físicamente. Eso activa mis músculos actorales”.

Sobre la cuarta temporada, el danés de 43 años de edad adelanta que la dinámica de la familia Lannister, en especial el odiado rey Joffrey, está en el centro de la acción. “Brienne ha llegado con Jaime a King’s Landing. Ellos tienen algo que hacer y ella insiste en eso, lo que es realmente molesto para él, porque ahora tiene que lidiar con su familia y con su rol como comandante de la Guardia del Rey”, agrega.