• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

"Errores" que debes cometer para mejorar en la oficina

A veces, los errores más pequeños en el trabajo pueden terminar siéndote útiles / Foto: Getty Images

A veces, los errores más pequeños en el trabajo pueden terminar siéndote útiles / Foto: Getty Images

No debemos olvidar ver la otra cara de la moneda de esas acciones que, aunque parecen negativas, pueden enseñar algo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando se escucha la palabra error en el ambiente laboral, siempre se relaciona con cosas negativas que pueden causar un daño irreversible a la empresa o a nuestra imagen. Sin embargo, se suele olvidar que esas acciones también tienen un lado positivo del cual aprender.

En la oficina, hay algunas cosas que se pueden considerar como errores pero en realidad pueden ser beneficiosos si se les da el enfoque contrario. Estos son cinco ejemplos que te ayudarán a ser mejor en tu trabajo.

1. Decir lo que piensas

En ocasiones preferimos guardarnos nuestros comentarios por miedo al qué dirán y eso es un error. Hoy en las oficinas se busca un ambiente laboral abierto donde los trabajadores se sientan libres de decir lo que piensan, siempre y cuando sea con respeto y para el beneficio de todos.

2. Estar pendiente de las redes sociales

Hay personas que te dirán que eres una adicta a Facebook o Twitter, pero la verdad es que las redes sociales te permiten enterarte de lo que está pasando en el mundo. Lo que parece un error en la oficina, te proporcionará información que puede serte de mucha utilidad al momento de proponer ideas o proyectos a partir de lo que el público está comentando.

3. Pedir extender un plazo de entrega

A veces nos sentimos mal por pedir unos días más para entregar un trabajo pues pensamos que quedamos como irresponsables. Sin embargo, al ponerte a evaluar el asunto, ¿no es mejor presentar algo bien hecho a un documento elaborado “a lo loco”? Eso sí, el error está cuando se te hace costumbre no cumplir con los plazos.

4. No planear todo

Organizarse y tener una agenda bien acomodada durante el día es la mejor manera de trabajar eficientemente. Si bien esta es una cualidad muy apreciada por algunos y no tenerla puede generar errores, a veces una pizca de improvisación puede serte de mucha utilidad. Dejarte guiar por tus instintos te hace pensar fuera de los límites y ser más creativa para llegar al mismo resultado.

5. Tomarse todo muy a pecho

Error es no aprender a lidiar con todo tipo de comentarios en la oficina sin exagerar. Si tu trabajo es criticado no debes deprimirte o ponerte a la defensiva sino mirar el lado positivo, que es rescatar lo bueno de ellos y aprender para mejorar tu desempeño.