• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

El ejército femenino que hace correr al Estado Islámico

Ejército Kurdo / Archivo

Ejército Kurdo / Archivo

Los yihadistas creen que si los mata una mujer, no irán al cielo. Las fuerzas kurdas han sabido aprovechar esta situación

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los kurdos llevan dos años luchando en el norte de Siria contra el Estado Islámico (EI). A diferencia de las tropas en Iraq, ellos no cuentan con un gran apoyo estadounidense. Ante los pocos recursos bélicos, sus comandos han descubierto una estrategia psicológica singular para eliminar a los yihadistas y reclutar más voluntarios. Convocan a mujeres al campo de batalla. Su teoría es que volverán locos a los islamistas.

Una combatiente anónima explicó al “Wall Street Journal” que a los yihadistas no les gusta luchar contra mujeres. “Si los mata una mujer, ellos piensan que no podrán ir al cielo”, sostiene.

Las mujeres kurdas ocupan una parte importante del regimiento sirio que lucha contra el Estado Islámico. Se sabe que alrededor de un tercio son aguerridas féminas que alzan un fusil para ir al campo de batalla y arriesgan tanto como los hombres. El peligro es el mismo cuando pisas tierras invadidas por la sangrienta milicia.

"Las mujeres somos los luchadores más valientes", dice Diren a la BBC refugiándose del calor abrasador en el fresco de un búnker subterráneo. Diren almuerza junto a otros tres compañeros. La comida es ligera: pan, queso y sandía.

"No nos asustamos de cualquier cosa Vamos a luchar hasta el final. Preferimos morir antes de ser capturadas por el EI", dice la joven. Las mujeres que visten uniforme militar en este lugar aún son adolescentes.

Diren también cuenta que una luchadora femenina es “haram” para un yihadista. Esto equivale a una “maldición” o una “visión inquietante y aterradora”.

"Cuando ven a una mujer con un arma de fuego, sienten tanto miedo que comienzan a temblar. Se retratan a sí mismos como chicos rudos para el mundo, pero cuando nos ven con nuestras armas, se escapan”, relata Diren.