• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

El dilema con el papel periódico para periódicos venezolanos

Papel prestado por diarios de Colombia está en aduana de Zulia

Papel prestado por diarios de Colombia está en aduana de Zulia

El Impulso, El Nacional y El Nuevo País esperan las 52 toneladas de papel procedentes de Andiarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Venezuela todos esperan que las 52 toneladas de papel que envió la Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios) lleguen sin contratiempos a las rotativas de los periódicos El Impulso, El Nacional y El Nuevo País. Pero, ¿qué pasaría si una ‘mano roja’ impide que la carga arribe a su destino?

“Si es cierto que en el país existen problemas para liquidar las divisas que demandan los medios impresos para adquirir el papel, el hecho de que el Gobierno permita que pase la ayuda desde Colombia podría entenderse como un gesto de buena voluntad”, responde Tinedo Guía, presidente del Colegio Nacional de Periodistas de Venezuela (CNP).

Caso contrario, asegura Guía, “si se imponen restricciones de tránsito o aduanas contra ese aporte”, quedaría en evidencia “la censura que se quiere aplicar a periódicos críticos de la gestión del presidente Nicolás Maduro”. El portavoz del CNP advierte que la respuesta que ofrezca el Gobierno a la donación brindada por los empresarios colombianos tendrá un impacto sobre otras propuestas similares que han surgido en la región.

El presidente-editor del diario El Nacional, Miguel Henrique Otero, declaró que 'La Prensa', de Panamá; 'Trinidad Express', de Trinidad y Tobago, y 'El Nuevo Día', de Puerto Rico, podrían seguir el ejemplo de Andiarios.

Costo político

El comunicólogo Marcelino Bisbal opina que si Maduro bloquea el paso del papel, demostraría que “más allá de la falta de dólares y la crisis económica, hay interés político en evitar que las críticas al Gobierno salgan a la luz pública”.

Bisbal estima que este trámite se completará con éxito. “En el fondo, la donación de Andiarios es un gesto simbólico, pues esa cantidad de papel alcanza para dos semanas o poco más. Ahora, esta acción ha servido para que la comunidad internacional reconozca la difícil situación que enfrenta la prensa venezolana, razón por la cual boicotear esta ayuda sí acarrearía un costo político para el oficialismo”, afirma.

El exministro de Información, Fernando Egaña, dice que la cooperación de los empresarios colombianos podría generar un nuevo roce entre los gobiernos de Bogotá y Caracas. “Si en Venezuela existiera al menos la silueta de un Estado democrático de derecho, el tema del suministro de papel periódico de empresas colombianas a empresas venezolanas podría permanecer en el ámbito de la actividad privada, en el que las autoridades estatales solo les correspondería verificar el cumplimiento de la normativa”, dice el abogado.

No obstante, Egaña apunta que en este caso el panorama es distinto.

Posible reacción

“De los gobernantes venezolanos se puede esperar una reacción política en contra del apoyo de diarios colombianos a sus correlativos nacionales. En Venezuela, el acoso gubernativo a los medios independientes es tan frontal como arbitrario, y el envío de papel desde Colombia debe ser considerado, por parte del oficialismo, como un desafío al cerco”.

El internacionalista Carlos Romero resalta el esfuerzo de Andiarios y lo interpreta “como una campanada para el gobierno de Colombia sobre las cosas que están pasando en Venezuela”.

A su juicio, la asistencia prestada por los empresarios del país vecino “forma parte de un movimiento que expresa una mayor preocupación tanto de la administración del presidente Juan Manuel Santos como de otros sectores de la vida colombiana con respecto a la crisis venezolana”. “El gesto de Andiarios muestra que el tema venezolano ha tomado relevancia del otro lado de la frontera”, analiza Romero.