• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

¿Qué dijeron los últimos papas sobre la comunidad gay?

El papa pidió no confundir la acción de evitar el embarazo con el aborto | Foto AFP

Algunos han calificado a Francisco como el papa “gay friendly” (amigo de los gays) | Foto AFP

Estas han sido las declaraciones de los papas Francisco, Bendicto XVI y Juan Pablo II sobre la homosexualidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Iglesia Católica, con unos 1.300 millones de miembros en todos el mundo, predica que si bien las tendencias homosexuales no son pecado, los actos homosexuales sí lo son, y que los niños deberían crecer en una familia tradicional con una madre y un padre.

Así, las posiciones de los papas sobre el tema de los derechos de la comunidad gay han sido de interés general tanto para los fieles católicos como para el resto de la población. Estas han sido las declaraciones de los papas Francisco, Benedicto XVI y Juan Pablo II.

Juan Pablo II

El llamado papa viajero, Juan Pablo II, tuvo una postura similar a la de su sucesor. En 2000, a propósito del Jubileo, criticó la marcha del Orgullo Gay celebrada en Roma un día antes. Expresó su "disgusto" por lo que calificó de "ofensa" a una ciudad como Roma, "especialmente querida por los católicos".

Para Karol Wojtyla, la marcha había sido motivo "de amargura".  Ese mismo año dijo aceptó que en la iglesia habían muchos homosexuales, para los que el catolicismo no ofrece otra salida que sobrellevar la propia "carga".

"Esta inclinación", dijo, "objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una prueba. Por ello hay que escucharles con respeto, compasión, delicadeza. Y evitar cualquier injusta discriminación en relación a ellos".

Benedicto XVI

A diferencia de Francisco, Benedicto XVI tenía una postura más conservadora. Incluso, medios británicos como The Guardian aseguraron que habría tomado la decisión de renunciar al papado en diciembre de 2012 tras recibir un informe sobre un grupo de clérigos homosexuales que estaban siendo chantajeados por grupos laicos.

A inicios de ese mismo año, el pontífice dijo que el matrimonio homosexual era una de las amenazas graves contra la familia tradicional que socavan "el porvenir mismo de la humanidad", comparándola con la amenaza que supone el cambio climático.

En uno de sus más fuertes discursos contra este tipo de uniones, frente a diplomáticos de casi 180 países, dijo que la educación de los niños necesita "lugares" apropiados y que "el primero es la familia, fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer".

"No se trata de una simple convención social, sino más bien de la célula fundamental de toda la sociedad. Consecuentemente, las políticas que suponen un ataque a la familia amenazan la dignidad humana y el porvenir mismo de la humanidad", afirmó.

En 2010, el pontífice sostuvo que los homosexuales son "personas que no deben ser discriminadas" aunque no por ello "la homosexualidad pasa a ser moralmente justa, sino que queda como algo que está contra la naturaleza de aquello que Dios ha querido originariamente".

Francisco

Algunos han calificado a Francisco como el papa “gay friendly” (amigo de los gays) por sus declaraciones sobre el tema. En contraste con sus dos predecesores, el sumo pontífice ha supuesto un cambio significativo, según los analistas.

En su última declaración a la prensa, Francisco dijo que los cristianos y la Iglesia Católica Romana deberían pedir disculpas a los homosexuales por la manera en que los trataron en el pasado.

"Creo que la Iglesia no solo debe disculparse (...) con una persona a la que ofendió sino que debe también disculparse con los pobres, con las mujeres que han sido explotadas, con los niños que han sido explotados en el trabajo y por bendecir tantas armas (...)", señaló.

"Una persona que vive esa condición, que tiene buena voluntad, que busca a Dios, ¿quiénes somos nosotros para juzgarla?", se preguntó el sumo pontífice, remarcando así lo dicho en su famoso discurso en Río de Janeiro a Roma en el verano del 2013.