• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

El destino turístico de moda en 2016

La llamada Mezquita Rosa destaca del resto por sus vitrales que proyectan un atractivo juego de luces de colores / Foto muslimheritage.com

La llamada Mezquita Rosa destaca del resto por sus vitrales que proyectan un atractivo juego de luces de colores / Foto muslimheritage.com

Algunas publicaciones como la guía Lonely Planet y Travel + Leisure incluyen a la República Islámica de Irán en la lista de los destinos que deben visitarse en 2016

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 

El mundo viajero tiene los ojos puestos en Irán después del acuerdo nuclear y el levantamiento de sanciones impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea. Algunas publicaciones especializadas como la guía Lonely Planet y Travel + Leisure incluyen a la República Islámica de Irán en la lista de los destinos que deben visitarse en 2016, por su vasta cultura, arquitectura y naturaleza. Cuenta con 19 patrimonios mundiales inscritos por la Unesco.

1. “No” al plástico. No se aceptan tarjetas de crédito ni débito occidentales, solo reciben efectivo.

2. Te la tienes que jugar con los hoteles. Muchos hoteles no aceptan reservaciones por internet. Pero, los viajeros experimentados aseguran que no hay que desconfiar. El staff estará esperando gustoso tu llegada y tu pago al momento de registrarte. Incluso, puedes regatear la tarifa en la recepción.

3. Aseo personal. Aquí, los inodoros son agujeros en el piso. Si no quieres aplicar aquello de “a la tierra que fueres haz lo que vieres”, lo mejor es que solicites al personal del hotel una habitación con baño occidental. Por si acaso, guarda en tu mochila o bolso de mano un papel higiénico.

4. La Mezquita Rosa. Los tonos rosados no son los únicos que iluminan el interior de Nasir Al-Mulk, una mezquita de la ciudad de Shiraz. La llamada Mezquita Rosa destaca del resto por sus vitrales que proyectan un atractivo juego de luces de colores. El recinto ostenta una decoración abigarrada –tradicional de la arquitectura islámica- en sus bóvedas, columnas, muros y alfombras. Su construcción comenzó en 1888.

5. Persépolis. Darío El Grande la mandó construir a partir del 512 a. C. y Alejandro Magno la saqueó y quemó durante una borrachera en el año 330 a.C. Son las ruinas de una ciudad palaciega, la  antigua capital persa. Sobreviven la Puerta de Jerjes, enmarcada por dos colosales esculturas de toros alados; las columnas ornamentadas; los altos y bajorrelieves de escenas históricas en las que aparecen reyes, soldados, leones, toros y animales mitológicos. A 70 kilómetros de la ciudad de Shiraz.

6. Valle de Chahkooh. Es una maravilla natural de la isla de Queshm, al sur de Irán, en el golfo Pérsico. Se trata de un valle de formaciones rocosas que parecen esponjas de mar debido a la cantidad de agujeros creados por la erosión. En algunos puntos se forman cañones estrechos donde apenas cabe una persona.

7. Tumbas Reales. Esta necrópolis enclavada en el desierto recuerda la arquitectura tallada en roca de la ciudad perdida de Petra, en Jordania. Naqsh-e Rustam se encuentra a tres kilómetros de Persépolis y pertenece a la dinastía aqueménida que gobernó Persia. Es un sitio arqueológico que resguarda cuatro tumbas reales en forma de cruz, talladas en la piedra viva de los riscos.

8. Alfombras persas. La fabricación artesanal de alfombras y el petróleo fueron de las industrias más golpeadas durante las sanciones internacionales impuestas a Irán por su programa nuclear. Las alfombras son piezas de arte que forman parte de la identidad del país. Se elaboran a mano, en lana o seda. Para comprobar su autenticidad hay que poner atención en el patrón de los nudos por el reverso. Si la hechura es regular, entonces es tejida a máquina. Entre más nudos contenga la pieza por metro cuadrado, más fina será. Las más preciadas son de Kerman, Kashan y Trabiz.