• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Ocho cosas que no debes hacer si viajas a Nueva York

10. Nueva York. Nueva York es la única ciudad estadounidense dentro de los diez primeros lugares. La investigación destaca la seguridad sanitaria como su principal ventaja, pero el elevado costo de vida es su principal enemigo. En Nueva York se puede visitar el Empire State y la Estatua de la Libertad | Getty Images

En Nueva York se puede visitar el Empire State y la Estatua de la Libertad | Getty Images

No permitas que todos los clichés de la Gran Manzana se apoderen de tus vacaciones y déjate llevar por tus instintos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nueva York es una de las ciudades preferidas por los turistas que viajan a Estados Unidos. Ha aparecido en cientos de películas, se han referido a ella en libros y sus monumentos y edificios son casi icónicos en todo el mundo.

Si tienes la oportunidad de visitar la Gran Manzana, hay cosas que no puedes dejar de hacer así como otras que es mejor evitar realizar. Disfruta de tu aventura cosmopolita en una de las ciudades más enigmáticas del mundo recordando estas ocho cosas que no debes ni pensar en hacer.

1. Tomar un taxi:  Si te quejas del precio de un taxi, los de Nueva York harán que tu mandíbula se desencaje de lo caros que son. Si puedes movilizarte en subterráneo, bicicleta o bus, ¿por qué pagar cifras exorbitantes? A menos que sea una situación de extrema urgencia, es mejor ahorrar tu dinero y tiempo en lugar de gastarlo en un taxi.

2. Contratar un tour: Algunas empresas turísticas ofrecen paquetes donde te pasean por Nueva York en los típicos buses rojos sin techo para que disfrutes de la vista de la Gran Manzana. Aunque parezca una experiencia maravillosa, la verdad es que solo gastarás más de lo que amerita. Recorrer Manhattan es muy fácil y los lugares más famosos están a cuadras de distancia. Mejor conocela ciudad a pie, como un verdadero neoyorquino.

3. Comprar en la quinta avenida: Aunque aparezca en las películas y caminar por ahí te haga sentir especial, nunca pienses en comprar en las tiendas de esta avenida pues no solo los precios son elevados sino que encontrarás las mismas prendas en el resto de la ciudad. Lo mejor es ir a los barrios bohemios para encontrar boutiques con ropa única que atesorarás con más cariño después.

4. Quedarte en Manhattan: Nueva York es mucho más: Brooklyn, Queens, Staten Island y otras áreas de la ciudad también tienen hermosos lugares para conocer. Puede ser que te vendan Manhattan como el centro de todo pero, la verdad, es que a solo unas cuantas cuadras de distancia y un paseo en metro podrás disfrutar de la cultura neoyorquina en toda su expresión.

5. Pararte en la vereda: Dicen que Nueva York es la ciudad que nunca duerme y es verdad. El número de personas que transitan por la calle durante todo el día es increíble, especialmente cerca de los atractivos turísticos. Así que si no quieres lucir como un típico turista, mantente siempre en movimiento pero sin dejar de disfrutar de la ciudad. Si quieres tomar una fotografía, siéntate en una banca o ponte a un costado antes que alguien choque contigo.

6. Abusar de Times Square: Sí, Times Square es el corazón de Nueva York y no conocerlo sería un pecado. Sin embargo, no es lo único para hacer en la Gran Manzana. Si vas a transitar por toda la ciudad, aprovecha para tomar diferentes rutas y no pasar siempre por el mismo lugar, eso te ayudará a conocer más de la ciudad y evitar la gran cantidad de tráfico de la zona.

7. Comer en las grandes cadenas de restaurantes: Nueva York es una de las ciudades más cosmopolitas del mundo con una cultura que se enriquece de otras. Si viajas hasta allá para almorzar una hamburguesa en restaurantes de comida rápida y cenar una pizza comprada en un supermercado, no estás aprovechando sus bondades culinarias. Date el tiempo para averiguar sobre buenos restaurantes que sirvan platos que nunca has probado, será más caro pero valdrá la pena.

8. Ser impaciente: Así como tú, millones de turistas al año viajan hasta Nueva York así que no te sorprendas de encontrar fila en la entrada de los museos, en los monumentos para tomarse fotografías o en el subterráneo. No importa si es temporada alta o baja, siempre te toparás con gente así que tómatelo con calma y no te desesperes. La paciencia será tu mejor aliada en estas vacaciones.