• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Cuándo debes decirle adiós al amor

Pareja celosa

Pareja

Existen situaciones difíciles que te llevan a terminar la relación de pareja antes de lo que esperabas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es fácil, pero hay ocasiones en las que no hay más opción que finalizar la relación con esa persona con la que habías planificado compartir tu vida por muchos años. Situaciones como discrepancia en creencias religiosas, problemas económicos o tensión con otros miembros de la familia pueden causar serios problemas que causan tensión en una relación. Y, aunque pueden ser suficiente para destruirla, esto no necesariamente ocurre.

Sin embargo, hay otros momentos en los que irremediablemente hay que decir adiós.

1. Cuando se acaba el amor. Muchas veces habrás escuchado palabras como “el amor hay que cultivarlo” o “es necesario mantener viva la llama del amor”.

Aunque puedan parecer un cliché, la realidad es que son frases muy ciertas porque  amor que no se cuida, se termina, se desgasta o se transforma, como quieras llamarlo.

Si esta es tu razón para terminar con tu relación de pareja, procura hacerlo cuando estés completamente seguro de que eso es lo que deseas. Los expertos recomiendan buscar ayuda profesional para superar la crisis, pero si aun así no funciona y han descubierto que el amor ha cambiado, es momento de seguir adelante.

2. Si la relación se torna violenta. Cuando esto ocurre, son muy pocas las posibilidades de que el problema puede superarse. La doctora en consejería profesional Monsita Nazario Lugo, del Centro Calidad de Vida, señala que en las relaciones de pareja, lo primero y lo más importante, es que hay que estar bien alerta de las señales de violencia y crear mucha conciencia.

“El primer indicio es un grito, una tirada de puerta y eso aunque todo lo haga no es normal ni correcto. Eso denota a simple vista que no hay respeto y que no hay autocontrol y en cualquier momento eso sigue es calando al momento que el empujón se convierte en un golpe. La conducta que no se corrige se va a repetir cada vez más severa”, asegura Nazario Lugo.

La experta añade que los problemas lo que hacen es acrecentar esos estilos violentos y mucho más en personas que no han desarrollado destrezas para controlar. Por eso, si luego de terapia, la actitud violenta continúa, sal de esa relación antes de que te cueste la vida.

3. Sin espacio para terceras personas. Cada pareja establece sus reglas y sus límites, pero si ni apostaste a una relación abierta, la realidad es que no tienes porqué soportar que tu pareja tenga un amante.

No importa si eres hombre o mujer, hay conductas inaceptables cuando estás dentro de una pareja y la infidelidad es una de ellas.

Si decides perdonar la falta, busca ayuda profesional para ambos de manera que te comprometas a perdonar y olvidar y la otra persona ponga de su parte para no repetir el engaño. Si te resulta imposible compartir el mismo techo sin sacar de tu mente la infidelidad, esto se convierte en razón suficiente para terminar la relación y buscar la manera de ser feliz sin engaños.

Si has tomado la decisión, deja a un lado la tristeza. El final de una relación, no importan las razones que te lleven a ello, es un momento triste. Para evitar caer en una depresión, procura pasar la página pronto y buscar actividades que te ayudan a despejarte. También debes buscar a esas viejas amistades con las que siempre pasaste buenos momentos.