• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Seis cosas que ocurren mientras duermes

Los bebés de entre 3 a 8 meses deben dormir de 14 a 17 horas, en cambio un adulto que oscile los 26 y 64 años se le recomiendan de 7 a 9 horas | Foto: BBC Mundo

Una buena noche de sueño nos sirve para descansar y recuperar energía | Foto: BBC Mundo

Cuando descansamos, algunas partes de nuestro cuerpo trabajan activamente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dormir no solo es cerrar los ojos y entrar en un estado de letargo y desconexión. Es una necesidad fisiológica, como respirar, alimentarse o mantener la temperatura corporal. No dormir bien afecta la concentración y la memoria, el humor y la productividad, nos vuelve irritables. Por el contrario, una buena noche de sueño nos sirve para descansar y recuperar energía, pero también es un proceso activo. ¿Qué ocurre en nuestro cuerpo cuando cerramos los ojos? Entérate en las siguientes líneas.

1. Quemamos calorías: Nuestro organismo sigue trabajando mientras dormimos y requiere energía para ello. Naturalmente no es la misma que necesitamos cuando estamos despiertas, yendo de un sitio a otro, con todos nuestros sentidos en alerta, pero se queman alrededor de tres o cuatro calorías y media por kilo y hora de sueño, de acuerdo con la edad y con la constitución corporal. Sin  embargo, no se te ocurra pensar que dormir más te hará adelgazar.

2. Crecemos: Si te miden recién despierta puedes tener entre dos y cinco centímetros más que cuando finaliza el día. ¿por qué? Porque cuando duermes tu columna se relaja, pues no siente peso ni presión sobre ella (los discos que hay entre las vértebras se comprimen y durante el descanso en posición horizontal, se vuelven a expandir). Por otro lado, cuando somos niños la hormona del crecimiento actúa más durante el sueño, cuando se regeneran las estructuras del organismo. Los menores que tienen un sueño interrumpido o se despiertan más veces, podrían crecer menos.

3. Nuestro cerebro sigue activo: Según investigaciones de la Universidad de Chicago y «The Journal of Neuroscience », cuando dormimos las neuronas procesan la información recolectada durante el día. Estas conexiones neuronales son más fuertes durante el sueño que cuando estamos despiertos. Además, durante las horas de sueño, las células encargadas de la reparación del cerebro aumentan su producción. El cerebro nunca deja de funcionar.

4. Nos relajamos: Parece obvio, pero es una verdad química. El cortisol, conocida como la hormona del estrés –que se produce en la corteza suprarrenal–, tiene valores más bajos en la sangre durante las horas de sueño. Si nos privamos de dormir, la producción de cortisol aumentará y tendrá, como consecuencia inmediata, cambios en la actividad metabólica.

5. Evitamos contraer enfermedades: La falta de sueño y de un descanso adecuado nos predispone a padecer enfermedades como diabetes y obesidad, pues el organismo altera la correcta administración de glucosa. En un cuadro de insomnio, existe una mayor actividad de neuronas debido a la falta de glucosa en la sangre, lo que se traduce en apetito o hambre.

6. El corazón descansa: La actividad del corazón, la frecuencia y el ritmo cardíaco disminuyen durante el sueño. Entran en una etapa de defensa y de reparación, de descontaminación de todos los estímulos que recibimos durante el día. Por eso es necesario, un descanso ininterrumpido.