• Caracas (Venezuela)

GDA

Al instante

Seis cosas que no debes olvidar hacer para tener un gran día

Carita feliz | Archivo: El País

Carita feliz | Archivo: El País

Disfruta de la vida y haz más feliz las de los demás con estas simples acciones que no te costarán nada y tendrán recompensas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hace falta mucho para empezar tu día con el pie derecho. Un saludo amistoso, una sonrisa o hasta un comentario divertido pueden convertir esos momentos pesados que nunca faltan en otros más alegres y memorables. Haz que tus días sean buenos siempre con estos seis consejos.

1. Sonreír

Siempre es bueno dar antes que recibir y las sonrisas son una oportunidad de hacer algo lindo por los demás y recibir su alegría a cambio. Sal de casa con una sonrisa en el rostro y no dejes que el tráfico o el mal día en el trabajo te afecte. Total, sonreír no le hace daño a nadie y es la mejor medicina.

2. Escuchar tu canción favorita y cantarla

No hay mal momento para escuchar una buena canción, especialmente si es que es la que más te gusta o la que te trae un recuerdo especial a la mente. No temas en cantarla ya sea en voz alta o, si estas en la oficina, dentro de tu cabeza. La música te relajará y mejorará tu humor durante el día.

3. Hacer reír a alguien

¿Qué mejor que arrancarles una sonrisa a otros para sentirte contenta tú también? Escuchar las risa de los demás puede ser contagiante y más si es que tú ha logrado alegrar a esa persona. A veces pensar en los demás es una gran manera de transformar tu día para bien.

4. Decirle a tus seres queridos que los quieres

La mejor forma de hacer feliz a los demás es diciéndoles explícitamente cuánto los quieres. Acá no vale eso de que ellos ya lo saben. No importa, el hecho de escuchar que se los dices en voz alta los hará sentir especiales. Mejor aún si a tus palabras les añades un beso y un abrazo.

5. Disfrutar de una buena caminata

El calor está disminuyendo y eso hace más placenteras las caminatas. En vez de usar el transporte público para volver a casa, camina unas cuantas cuadras y detente a mirar a tu alrededor para fijarte en esos detalles que pasan desapercibidos durante tus días ajetreados. Si tienes tiempo siéntate en la banca de un parque a disfrutar de la naturaleza, de la llovizna, de los árboles, etc.

6. Darte un gustito

Nunca está de más caer en la tentación y de vez en cuando darse un gusto. Come ese chocolate que tanto te gusta, cambia las galletas integrales por unas con crema o cómprate ese postre que se te antojó pero dejaste de lado. Pero siempre sin abusar, claro está.